DESOVE DE TORTUGAS MARINAS EN OMÁN. Uno de los espectáculos naturales más bellos del mundo.

El desove de las tortugas marinas en Omán es uno de los mayores espectáculos naturales que regala este fascinante país árabe. Y es que en las costas omanís tienen su lugar de desove hasta cinco especies de tortugas marinas, en un espectáculo que se repite prácticamente noche tras noche a lo largo del año, aunque tiene su momento álgido durante los meses de junio, julio y agosto.

En estos meses veraniegos, las tortugas que llegan a las costas omanís se cuentan por miles cada noche. De ellas entre 50 y 150 se acercan a la misma playa, la de Ras Al Jinz, un lugar bellísimo y privilegiado que ha sido convertido en una Reserva Natural protegida. Se trata de una reserva que se extiende a lo largo de 45 kilómetros de costa con una superficie de unos 120 kilómetros cuadrados y que incluye, también, un kilómetros de aguas territoriales.

Es por ello que aunque es posible disfrutar del desove de las tortugas marinas en Omán en muchas otras playas, lo mejor es acercarse hasta la Reserva Natural de Ras Al Jinz donde los guías responsables se aseguran que el avistamiento se realice con el máximo respeto hacia los reptiles.

RAS AL JINZ TURTLE RESERVE

Aunque es posible alojarse fuera de Raz Al Jinz y acudir únicamente al avistamiento, la propia Reserva de la Tortuga Marina de Ras Al Jinz ofrece alojamiento a los viajeros. Nosotros nos alojaremos en una de las 12 Eco-tent que se disponen en una zona privilegiada de la reserva, en una suave colina a solo 10 minutos andando de la mismísima playa.

Es verdad que se trata de un pequeño lujo. Sin embargo, la ocasión se lo merece, pues esta será la tercera vez que nos acercamos a playas donde la tortuga marina tiene su lugar de desove y jamás hemos tenido suerte en el avistamiento.

Las tiendas son amplias y recuerdan a las existentes en los tended-camp de los safaris africanos. El interior está provisto de aire acondicionado, nevera, televisión y acceso a internet. Pero lo más interesante de alojarnos en el Ras Al Jinz Turtle Reserve es que las posibilidades de coincidir con el desove de las tortugas marinas en Omán se multiplican, pues los avistamientos diarios son dos: a las 8.30 de la noche y antes del amanecer, a las 4.45 de la mañana. Además, con el precio de la habitación se incluyen ambos avistamientos.

Hemos llegado sobre las 6 de la tarde procedentes del Wadi Tiwi y después de haber recorrido la próxima ciudad de Sur. Tiempo suficiente para tomar una ducha y acercarnos hasta el museo que, a modo de Centro de Interpretación de la Tortuga Marina, nos explica la vida y milagros de estas especies, de la importancia de preservar su hábitat natural y de los distintos lugares de desove de la tortuga marina en Omán. La verdad es que el museo es prolífico en interesantes videos y nos da una idea de lo que deberíamos ver.

Tras la visita al museo disfrutamos de la cena. Desgraciadamente, se trata de un buffet que, dicho sea de paso, es bastante caro.

Ras Al Jinz reserve HotelRAS AL JINZ TURTLE RESERVE. Es el mejor lugar donde alojarse para disfrutar del enorme espectáculo del desove de las tortugas marinas en Omán. 12 Eco-tents con todo lujo de detalles en el interior. También existen habitaciones estándar en el edificio principal a precio más reducido. El desayuno y 2 avistamientos (de noche y al amanecer) están incluídos en el precio. Podéis ver los precios aquí

IMG_9153
IMG_9144

EL AVISTAMIENTO DEL DESOVE DE TORTUGAS MARINAS EN OMÁN

A las 8.30 de la noche estamos citados, como todos los residentes en el Resort pero también como el resto de visitantes que se han acercado hasta Ras Al Jinz, justo en el hall de entrada del edificio principal.

Todos los visitantes somos distribuidos en grupos de 20 personas. Seremos unos 4 grupos en total. Se nos indica que el silencio debe ser total y que no está permitido la toma de fotografías con flash.
Bajamos a la playa, que no dista más de cinco minutos a pie desde el Centro de Interpretación. La expectación es máxima. Sabemos que las posibilidades de avistar el desove de las tortugas marinas en Omán son limitadas pues, aunque los folletos aseguran que cada noche llega al menos una tortuga a la playa, lo cierto en que en los dos días anteriores no ha llegado ninguna. Estamos en temporada baja, muy lejos de los cientos de tortugas que llegan en verano.

Cuando llevamos unos 10 minutos de espera en la playa nos indican que hemos tenido suerte. Unos 20 metros más allá una gran tortuga verde de más de un metro de longitud está cavando un segundo hoyo. Efectivamente, el guía nos explica que las tortugas marinas, tras desovar un centenar de huevos y enterrarlos en un primer y profundo hoyo, excavan un segundo agujero a fin de despistar a posibles depredadores, que los hay y muchos.

El esfuerzo es enorme. Cada tres o cuatro brazadas con sus patas, la tortuga descansa por espacio de unos 30 segundos. Seguidamente, vuelve a bracear a fin de ir excavando un hueco de medio metro de profundidad, aproximadamente, con un radio de unos dos metros.
Solo se nos permite tirar fotografías sin flash y el silencio debe ser absoluta a fin de molestar lo menos posible al animal.

Cuando aún estamos ensimismados disfrutando del espectáculo, el guía nos señala dos nuevas tortugas que están subiendo por la playa. Nuestro corazón late cada vez más rápido y estamos emocionadísimos. Sin embargo, este es un momento especialmente delicado puesto que en caso de verse perturbada en su ascenso, la tortuga puede darse la vuelta. Es por ello que no se nos permite acercarnos a más de quince metros de ambos animales en esta ocasión. Por suerte, es noche de luna llena y no tenemos problema alguno para vislumbrar al animal.

Un nuevo aviso nos llega para acercarnos hasta otro hoyo cercano. En este, la tortuga marina no solo está cavando su primer hoyo si no que está a punto de iniciar el desove. Es un auténtico sueño hecho realidad, porque esta vez sí que somos testigos del momento de desove, cuando la tortuga pone, uno tras otro, un centenar de huevos del tamaño de una pelota de tenis. Parece que este es ya un momento menos delicado, pues la tortuga una vez ha empezado con este esfuerzo no suele detenerse. El guía nos acerca, esta vez en grupos de cinco, para que podamos visualizar el momento del desove de la tortuga marina de Omán.

Nos cuenta que este proceso lo repite la tortuga en unas tres ocasiones separadas por unos veinte días. Es decir, en unos días, la tortuga regresa a la misma playa de Omán para desovar otro centenar de huevos. Y así tres veces seguidas. Tenemos el corazón en un puño. Somos conscientes de que se trata de uno de los momentos más especiales del viaje. Incluso de nuestra vida viajera.

Antes de dejar la playa, aun tendremos tiempo de disfrutar de dos inmensas tortugas marinas más. Estas están regresando al agua tras el proceso de desove. El trayecto, de no más de 30 metros, tarda más de quince minutos en ser cubierto. La tortuga está exhausta y cada cuatro o cinco brazadas el animal debe descansar.

Al llegar a la orilla, la tortuga desaparece de nuestra vista para siempre. Es cuando nos damos cuenta de que llevamos algunos segundos conteniendo la respiración.

IMG_9190
IMG_9220
IMG_9233
IMG_9253

El momento ha sido mágico y hemos podido permanecer en la playa más allá de una hora y media. Hemos coincidido con siete tortugas marinas y, además, las hemos avistado en los distintos momentos de un proceso que se alarga más de cuatro horas: unas, subiendo arena arriba; otras cavando el hoyo y desovando; otras, cavando el segundo hoyo; otras, regresando al mar, exhaustas, tras haber completado el ciclo. Precioso.

Esta noche nos costará dormir. Sin embargo, a las 4.45 de la mañana Isa se acercará a la playa por segunda vez a probar suerte mientras yo me quedo en el Eco-tent con Marc, que duerme exhausto tras tantas emociones. Isa aún coincidirá con dos nuevos reptiles, ya de vuelta al mar después de su desove.

Os dejo este video de solo 40 segundos que muestra el esfruerzo de la tortuga para regresar al mar.

LA PLAYA DE RAS AL JINZ

La Playa de Ras Al Jinz es una de las más bellas de Omán. Además, por la mañana está permitido el baño. Con esta idea, tras el desayuno, Marc y yo nos acercamos hasta ella. La arena es dorada y el agua, cristalina y cálida. Tenemos la playa entera para nosotros y solo debemos compartirla con los centenares de los enormes cangrejos que se muestran asustadizos ante nuestra presencia.

Los agujeros horadados por las tortugas marinas se cuentan por decenas en toda la playa. Algunos han sido cavados esta misma noche y otros los días anteriores. También es fácil distinguir el rastro dejado por cada tortuga en su trayecto entre el mar y su lugar de desove.

En estas que descubrimos un par de pequeñas tortuguitas, de no más de 10 centímetros de longitud, que han nacido en las últimas horas y se dirigen al mar. Serán de las pocas que lleguen a nacer pues que muchos de los huevos son víctima de los depredadores antes de que la tortuguita rompa el caparazón. Las tortugas marinas rompen el huevo tras dos meses de incubación.

IMG_9263
IMG_9260
IMG_9257
IMG_9267

Por otra parte, los peligros del mar no son pocos, y muchas de las crías morirán también víctimas de los distintos peces que descubren en las pequeñas tortuguitas un manjar ideal.

Nos bañamos en la playa de Ras Al Jinz por espacio de media horita antes de regresar al Tended Camp.

La experiencia con el desove de las tortugas marinas en Omán ha sido un verdadero éxito y uno de los puntos culminantes de nuestro viaje a Omán.

Si queréis saber cuáles fueron las 10 visitas más importante de Omán puedes mirar este post.

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE OMÁN CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

19 comentarios en “DESOVE DE TORTUGAS MARINAS EN OMÁN. Uno de los espectáculos naturales más bellos del mundo.

  1. La verdad es que debe ser un espectáculo precioso y verlas adentrarse en el agua más, lo que no sabíamos es que lo hacen varias veces. Enhorabuena por ese sueño cumplido, ya dice el refranero que a la tercera va la vencida!
    En algún sitio leímos que las mujeres tienen prohibido bañarse en las playas. Es así?

    • Hola chicos!
      Un espectáculo verdaderamente emocionante. La verdad es que nosotros no tuvimos problema alguno por bañarnos. No se si ellas se bañan, la verdad, pero por nuestra parte, ni en playas ni en pozas ni en los wadis había problema. Y a los omanís (chicos) ya te digo que no parecía importarles ver a chicas occidentales en ropa de baño…

  2. Tot i que ja ho havíem vist a Costa Rica, a Oman l’experiència va ser molt millor. De totes formes, a nosaltres ens van prohibir fer fotografies o video pel que no tenim cap imatge.

    • Nosaltres a Costa rica no vam tenir sort i aquí va resultar l’esquer per convèncer a la Isa. A nosaltres sí que no ens van posar pegues per fer fotos, pero des del darrera o al costat. Ens dèien que només no es podía tirar fotografies mentre pujaven des de l’aigua. Quan ja estan fent el sot es veu que ja van a pinyó…

  3. ¡Qué experiencia más chula! Tiene que ser un espectáculo impresionante. Vaya suerte que tuvisteis al poderlo contemplar. Es algo que me encantaría ver. Además me gusta que esté tan controlado para no molestar a las tortugas.

    • Así es. Se trata de un espectáculo maravilloso y emocionante. Y, como dices, en pequeños grupitos y nada masificado.

  4. Qué maravilla. No sabíamos que el proceso de desove fuera tan largo y trabajoso. Pero lo que más nos fascina es que los animales sean capaces de orientarse cada año para ir a poner los huevos a la misma playa. Misterios de la naturaleza…

    ¡Saludos!

    • Es bien curioso, la verdad. Por más que te lo expliquen se hace difícil de entender. Las han estudiado con sondas y nos contaban que alguna van de Omán a Sudáfrica y regresan para desovar!

  5. Me parece una experiencia super emocionante. Pero te juro que jamás hubiera dicho que fuera posible vivirla en Omán. Y volver por la mañana al lugar donde la noche anterior había pasado todo y tenerla para ti sol (y esas dos mini tortugas) me parece genial ;)

    • Pues así es Cristina. Yo lo había leído hace 3 o 4 años y en realidad fue el cebo para convencer a Isa de este viaje. Suerte que allí estaban. Fue muy emocionante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>