EMBERÁ. Visita a una comunidad Emberá de Panamá.

Los Emberá son uno de los 7 grupos étnicos que se encuentran distribuidos por Panamá y uno de los más interesantes de visitar. Se trata de un pueblo amerindio que se distribuye mayoritariamente entre Colombia y Panamá, aunque unos pocos cientos lo hacen en Ecuador. En total, la población de Emberá es de unos 70 u 80 mil personas.

Aunque en lo que refiere a Panamá, la mayoría de Emberá proceden de la más remota zona del Darien (en la comarca conocida como Emberá-Wounaan), limítrofe ya con Colombia, son varias las comunidades que en los últimos 40 años han emigrado hacia zonas más próximas a Panamá City. Diversos han sido los motivos de este éxodo, siendo uno de ellos el de escapar del clima de tremenda inseguridad que vive la Provincia del Darién, tomada a menudo por los narcotraficantes colombianos. Además de este extremo, la búsqueda de un mejor porvenir, con mayor facilidad para los estudios así como las posibilidades laborales que la cercanía a la gran ciudad ofrecen, han dado lugar a que cada vez sean más las Comunidades Emberá que se distribuyan en el distrito de Panamá.

IMG_1405

Nos explican los propios Emberá que son nueve las comunidades que se encuentran actualmente distribuidas en el distrito de Panamá y, concretamente, en las cuencas de los ríos Chagres y Gatún. De las 9 comunidades existentes, cuatro de ellas no aceptan al turismo y cinco de ellas, no solo lo aceptan, si no que han visto como las visitas turísticas suponen asegurar una serie de recursos económicos importantes para su desarrollo como comunidad.

En concreto, la comunidad que nosotros tendremos la posibilidad de visitar, conocida como Emberá Quera, fue fundada en 2007 con finalidades turísticas. Fueron 6 familias procedentes del Darién las que compraron 9 hectáreas de terreno adyacentes al río Gatún para desarrollar un proyecto turístico. Se trataría de algo así como de un poblado Emberá donde mostrar la cultura, artesanía, vestimenta y modo de vivir de este grupo étnico a aquellos visitantes interesados en el proyecto.

De aquellas 6 familias promotoras del proyecto son 3 las que siguen habitando el poblado, a la que se han unido 12 familias más. Actualmente, por lo tanto, son 15 las familias que conviven en el poblado Emberá Quera del río Gatún. En total, una sesentena de pobladores de los que unos 15 son niños.

Uno podría pensar que esto desvirtúa la visita turística. Y la verdad es aunque la afirmación es parcialmente cierta, todo tiene sus matices. Los propios Emberá nos comentan que en su lugar de origen, el Darién, donde deberíamos encontrar los Emberá más puros y menos sometidos a los envites de la globalidad, es donde su cultura tiene más riesgo de perderse. No solo la lengua Emberá está en peligro, sino también la vestimenta propia de esta comunidad, la artesanía que desde hace años desarrollan o las danzas tribales ceremoniales que han pasado de padres a hijos, generación tras generación. Es por ello, que estas comunidades del río Chagres y Gatún son, a menudo, las más interesadas en preservar su cultura pues de ello depende su modus vivendi.

IMG_1377

Aunque al principio les fue algo difícil incorporarse a los circuitos turísticos que los visitantes demandaban en Panamá, cada vez son más los viajeros que se interesan por los Emberá. De este modo, los Emberá Quero nos comentan que su comunidad conseguido ser autosuficiente. A las pequeñas labranzas que varias familias cultivan y que no es más que economía de subsistencia se ha unido una sencilla organización de tipo comunal donde la práctica totalidad de los integrantes de la comunidad tienen su cometido en el trabajo que suponen las visitas turísticas que casi a diario llegan a la población. Mientras unos se encargan de confeccionar las canoas y de ir a buscar a los viajeros río Gatún abajo, otros son los responsables de la confección y venta de artesanía, otros de elaborar la comida que se ofrece a los viajeros y otros de mostrar las danzas tribales a los viajeros.

VISITA A LA COMUNIDAD EMBERÁ QUERO

Tras un viaje de poco más de una hora por carretera llegamos a las orillas del río Gatún, donde un par de Emberá nos esperan en su canoa. Tras las presentaciones oportunas surcamos el río para buscar la aldea, que se encuentra a unos veinte minutos de distancia. La sequía ha sido acuciante este año, de manera que el cabal del río es muy bajo. A menudo, el Emberá situado en la proa de la embarcación tiene que ayudarse de una larga pértiga para encauzar el bote e incluso, bajar del mismo para empujar la canoa. Durante el trayecto por el río Gatún tenemos la oportunidad de avistar bastantes aves, una tortuga y, lo que nos hace más ilusión, una pareja de monos araña que se acercan hasta menos de cinco metros de nuestra canoa. Después de haber disfrutado de los monos capuchinos y los aulladores durante la expedición por el Lago Gatún es este el momento de conocer a los monos araña.

IMG_1343
IMG_1471

IMG_1352
IMG_1465

Al llegar nos recibe uno de los Emberá más jóvenes de la comunidad que nos explica los orígenes y motivos fundacionales de la misma, que como he explicado, son turísticos y de buscar un futuro mejor para sus integrantes. La charla es muy entretenida y abierta a todo tipo de preguntas. Es así como nos explican que los Emberá se pueden aparejar libremente sin imposiciones familiares ya sea entre chicos de la propia comunidad o de otra distinta. En este sentido, anualmente se celebra un Congreso Emberá que junta a más de 3000 personas de esta etnia y donde es fácil que los más jóvenes encuentren pareja. Ser buen cazador (aunque cada vez practican menos esta arte) o saber construir buenas viviendas se encuentran entre las artes más demandantes por las jóvenes, más allá del atractivo físico, claro está. Se nos explica que aunque la religión Emberá era en un origen de estilo animista son bastantes los que han abrazado el catolicismo o, en los últimos años, el credo evangélico. Nos comentan, también, que cada vez es más el respeto que el Gobierno panameño tiene para los grupos indígenas y que, de este modo, no solo se les permite vivir y vestir según su modo tradicional en el propio distrito de Panamá, si no que su lengua está siendo protegida. Además, desde hace unos años han conseguido que una maestra imparta clases para los más jóvenes de la comunidad, en el propio poblado. De este modo, cada mañana, los Emberá van a buscar a la maestra al embarcadero del río Gatún. Tras las lecciones, la maestra es devuelta al embarcadero, pues es residente en Colón.

Tras la charla de presentación nos presenta al botánico del pueblo, un viejo pero vital Emberá que nos explica que tiene 65 años de edad. Durante el rodeo por parte de los dominios de la comunidad tendremos oportunidad de conocer algunas plantas de las que desconocíamos su existencia y que tienen carácter medicinal. El botánico nos explica la importancia de las plantas medicinales en la cultura Emberá. También conocemos parte de las plantaciones dedicadas a la propia subsistencia de la comunidad. Los cultivos dedicados a las piñas, mangos, papaya o platanos serán algunos de los árboles que reconoceremos.

Durante el recorrido junto al botánico nos enseña también la escuela de la comunidad Emberá, que no es más que una clase, dado que son solo 15 los chiquillos que acuden a ella. También podremos ver varias viviendas Emberá, construidas todos a base de madera y paja, materiales sostenibles y que han sido los que históricamente ha utilizado el pueblo Emberá para construir las viviendas. Estas moradas suelen estar construidas sobre pivotes de madera. Como comentaba, es el propio hecho de que sea el turismo el motor económico de la comunidad lo que propicia que la arquitectura Emberá se preserve en estas comunidades tan lejanas a su origen. Sin embargo, en el Darién, cada vez son más las comunidades que renuncian al modo de vivir tradicional Emberá en pos de la comodidad del cemento, el hormigón y la chapa.

IMG_1403
IMG_1370<
IMG_1375
IMG_1382
IMG_1384
IMG_1388
IMG_1398

Es agradable visitar la comunidad Emberá y poder tomar las fotografías que uno desee sin ser requerido económicamente. Con la entrada al poblado Emberá ya van incluidas las fotografías. También podemos observar como se ha construido una choza de dimensiones algo más importantes, dispuesta a ser ocupada por los grupos de visitantes que deseen pernoctar en la comunidad. Nos comentan que esto permite una mayor interacción con los Emberá, a la par que hace posible realizar algunas agradables caminatas por zonas cercanas al poblado, hasta llegar a una bonita cascada e, incluso, ver cocodrilos por la noche.

Tras un pequeño almuerzo que las mujeres Emberá han preparado y que se compone de pescado fríto (tilapia) con patacones nos disponemos a disfrutar de un pequeño espectáculo donde un grupo de una quincena de Emberá nos muestran algunas de las danzas tribales propias de este grupo étnico. Al ritmo de la música que cinco Emberá hacen tocar de sus instrumentos tradicionales acabaremos siendo requeridos para compartir baile con los jóvenes amerindios.

Habíamos visto fotografías de Emberá con el torso desnudo, pero parece ser que cada vez son menos lo que lo llevan. Los hombres llevan una suerte taparrabos o una pequeña falda diseñada a base de cuentas. Las mujeres, sin embargo, se visten con una tela a modo de pareo. En su parte superior, llevan una prenda decorada con monedas y cuentas. Algunos de los Emberá, tanto ellos como ellas, llevan parte del torso o sus brazos tatuados con motivos geométricos, aunque se trata de un tatuaje que tiene una duración de unos diez días y que es producto de la tinta negra que produce la semilla del jagua, un árbol local. Parece que estos tatuajes no solo tienen motivos ornamentales si no que procuran cierta protección contra los insectos.

IMG_1404
IMG_1411
IMG_1413
IMG_1420
IMG_1421
IMG_1422
IMG_1452
IMG_1459

Y así trascurre nuestra visita al poblado Emberá, uno de los grupos étnicos más interesantes de Panamá y del que podemos recomendar su visita. Los Emberá están haciendo un gran esfuerzo por preservar su cultura, lengua y tradiciones y, a nuestro modo de ver, merece la pena visitarlos y que puedan seguir realizando esta labor.

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE PANAMÁ CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

30 comentarios en “EMBERÁ. Visita a una comunidad Emberá de Panamá.

  1. Una visita molt interessant i molt instructiva. Tan de bo puguin conservar la seva cultura i les seves tradicions encara que sigui amb iniciatives com aquesta.

    Una abraçada

    • Així és. Els Emberà volen mantenir la seva cultura pero també volen prosperar, amb un accés més fàcil a l’educació i a la sanitat. Em va agradar que ens ho expliquessin així de clar. Però la veritat és que allà viuen i fan clases els més petits, tot intentant preservar el seu idioma i la seva manera tradicional de viure.

    • Així és. La cultura i lengua d’un ponle és el més important que té. Si no ho preserven quedaran diluits dins del reste de població. I seria una pena.
      Una abraçada!

  2. Me ha gustado mucho tu post. Debe ser muy interesante tener la oportunidad de hacer esta visita y poder conversar con los miembros de esta comunidad indígena. La haría sin dudar, si tuviera la oportunidad de ir a Panamá próximamente. Gracias por todas la información que compartes. Saludos.

    • Muchas gracias Mauxi! La verdad es que es un país que vale mucho la pena, con infinidad de posibilidades: grandes ciudades, selva, cultura indígenas, playas paradisíacas. A nosotros se nos hizo muy corto!

  3. Una visita realmente interesante y una experiencia sin duda única que me encantaría tener algún día. Como siempre, tomo buena nota.
    Un saludo
    Carmen

    • Muchas gracias, Carmen. Pienso que vale la pena apoyar estas iniciativas en busca de intentar preservar la cultura de los pueblos indígenas.

  4. La verdad es que me parece muy interesante que las visitas les permitan mantener sus tradiciones a lavez que ganan en seguridad y futuro para su pueblo.
    Me ha encantado la entrada.

    • Así es Ferran. Nosotros lo encontramos también muy interesantes. Los indígenas quieren tener acceso a la educación y a la sanidad pero a la vez, quieren preservar su cultura. Y así lo están consiguiendo.
      un saludo y gracias por pasarte por aquí!

  5. A nosotros no nos gusta a ir a este tipo de “eventos”,”museos” o como se llame.

    Sobre todo cuando es una invasión de una tribu donde quieren sacarte los cuartos.

    Sin embargo, este me ha sorprendido por la sinceridad de los componentes de la tribu y eso me ha gustado. Cuando estuvimos en Australia fuimos a un “parque temático” sobre los aborígenes y era eso un parque donde se representaba lo que eran y habían sido a lo largo de los siglos.

    Y los Embera tienen claro que o hacían algo así o se perdían sus enseñanzas y costumbres y si encima sirve para que la gente de fuera lo conozca me parece perfecto.

    Me ha gustado mucho el enfoque de ellos y lo transparente que has sido al contarlo.

    Saludos Viajeros

    • Exactamente, yo valoré mucho que se nos explicase tal cuál era la situación. Aquí no se trataba de vender humo y lo encontré interesante. Me explicaban que han conseguido, por ejemplo, que los Emberá puedan vestir sus trajes típico en la calle en la propia capital, que hasta hace poco no estaba bien considerado. Se trata de difundir su cultura y, a la vez, intentar mantener parte de sus tradiciones, que si no van a quedar reducidas a nada en un mundo cada vez más global.

  6. Que hermosa experiencia y cuantos aprendizajes para ese niño! Me gustó el detalle con el que cuentas las cosas, es muy facil hacerse una imagen mental de todo .Gracias por compartir :)

    • Muchas gracias Eliana! Los niños son esponjas. De cada viaje se lleva mil experiencias. Un beso y no dudes en visitar Panamá!

  7. Pues sí se autogestionan ellos me parece una buena idea para cómo dices mantener viva su cultura.Qué interesante, me encantaría hacer esa visita, quedarme a dormir y hacerme uno de esos tatuajes de 10 días!!!
    Muy bueno Jordi, una gran lectura para acompañar el primer café del día ;)
    Tu hijo es muyyyy afortunado!!!

  8. Aunque cuando he empezado a leerte he pensado “uf, esto es una especie de parque temático”, a medida que he ido leyendo me has convencido de que es una visita interesante que no deberé perderme cuando vaya por Panamá, en muchas zonas, los grupos étnicos minoritarios tendrán que echar mano de estas fórmulas de preservación para seguir conservando sus tradiciones y que no se vayan diluyendo. Muy buena entrada. Un saludo :)

    • Es que ahí está el tema. Que en su lugar de origen los Emberá tienden a diluirse entre el resto de población. Y eso, a cortísimo plazo, quiere decir pérdida de su vestimenta, de sus tradiciones, bailes y probablemente, su idioma. ¿Cuantos grupos étnico se pierdes o diluyen año a año? Parece que los Emberá han tomado consciencia de ello, pero son precisamente los que se han establecido cerca de Panamá City quienes luchan por la propia supervivencia como grupo diferenciado.

  9. Como me gustaría que hubieras ido ya a las Islas Uros y me pudieras decir que piensas entre esta experiencia y aquella por que yo con aquella tuve sentimientos encontrados.

    Eso si, que alivio poder tomar fotos libremente sin tener miedo de que te vayan a cobrar no?

    Saluditos!

    • jajaja, espero poderlo hacer algún dia! La verdad es que a mi fue una experiencia que me gustó mucho. Creo que te explican la situación tal cual es y además, eso les permite conservar su cultura, que de otro modo podría desaparecer.
      Un beso Olga!

  10. Hola, Jordi:
    Volví hace 10 días de Panamá y estoy leyendo con atención lo que has escrito sobre el país del canal. Enhorabuena, escribes bien y tus fotos son bonitas.
    Por lo que leo visitaste una comunidad emberá que por supuesto que es real, pero bastante descafeinada. Por ejemplo, no es cierto eso de que cada vez menos mujeres emberá lleven el torso desnudo. Es así en comunidades como Posítono, Drúa o Quera, más accesibles a los turistas que desembarcan de los cruceros.
    Las indígenas se han adaptado a las “exigencias” de los turistas de EE.UU, que por lo visto se sienten incómodos con la visión de pechos femeninos. Por eso han confeccionado sujetadores o collares con múltiples abalorios que ocultan sus tetas, pero en la tradición emberá el sujetador es una prenda que no existe.
    Estuve junto a mi pareja en Emberá Purú, una aldea que alcanzamos yendo hasta Salamanca en coche (1:30). Luego ya en bote cruzamos el lago Alajuela y tras ascender por el río Piquí (30´’) llegamos a Purú.
    Tuvimos la aldea enteramente para nosotros, no había ni un sólo turista más. Por lo que investigué no te lleva ninguna agencia allí excepto Emberá Village Tours, que dirige una californiana casada con un emberá y va cada varios días. Nosotros fuimos con Oliver, un autónomo del que leí buenas referencias en algún foro y que nos llevó por un precio mucho mejor.
    Ni una sola mujer de Purú cubría sus senos, con independencia de su edad. Y en palabras de Oliver es la comunidad que mejor funciona y más concienciada con el medio ambiente (ni rastro de basura). Tienen un maestro y una maestra, que pasan allí de lunes a viernes. Fue una lástima que fueran vacaciones escolares y no pudiéramos hablar con ellos, pues su experiencia sería interesantísima.
    Una anécdota: no sé si conoces a Bear Grylls, de un programa de TV que en España se llama “El último superviviente” y en Panamá “A prueba de todo”. Pues bien, estuvieron en esa zona aprendiendo técnicas de supervivencia bajo la batuta de Erito, el emberá que nos recibió y de quien aprendimos mucho en Purú…

    Saludos viajeros,
    Ricardo Lafita.

    • Hola Ricardo!
      Pues esta excursión que comentas seguro que merece muchísimo la pena. Los Emberá que visitamos nosotros estaban relativamente “panamizados”. Algunos de ellos habían tenido la oportunidad de llegar a la Universidad, incluso. Y aunque procedían de Colombia, ya llegaron a esta zona con la idea de establecerse de cara al turismo.
      Por una parte esta bien que se puedan visitar estas tribus como la que comentas y que puedan mantener su cultura lo más intacta posible. Por otra parte, hay que intentar que tengan el mayor acceso posible a la educación y sanidad. La verdad es que nosotros quedamos contentos con la experiencia que vivimos. En su momento pedimos presupuesto con la californiana que comentas y, hablando en plata, “se le fue la pinza” con lo que nos pidió.
      Un abrazo y gracias por pasarte por aquí!

    • Hola Ricardo,
      Tenemos pensado ir a Panamá el próximo mes de agosto y queríamos incluir una pequeña estancia de dos noches con los Embera. También hemos contactado con el tal Oliver y quería preguntarte si realmente organiza bien el traslado (te recoge puntual en tu hotel de Panamá City, por ejemplo) y la estancia con los Embera Purú, teniendo en cuenta que, como te digo, queremos estar dos noches en su comunidad.
      Gracias y saludos.
      Òscar

    • Hola Ricardo,
      Tenemos pensado viajar a Panamá este próximo mes de agosto y queremos incluir dos noches en la Comunidad Embera. Lo recomiendas?
      También hemos contactado con el tal Oliver y quería preguntarte si realmente organiza bien el traslado (por ejemplo, te recoge puntualmente en tu hotel de Panamá City?) y la estancia (entiendo que no es un profesional o agencia de turismo) .
      Gracias y slaudos.
      Òscar.

      • Hola, Oscar:

        Si recomiendo ir con Oliver, que es una persona muy responsable y flexible ante cambios que a los turistas les puedan surgir. Por supuesto que nos recogió puntualmente en nuestro hotel de Ciudad de Panamá.

        Oliver se dedica profesionalmente al turismo junto con un socio. Le falta darse a conocer en página web o similar en vez de fiarlo todo al boca a boca.

        Si volviera a Emberá Purú sí me gustaría pasar al menos una noche en el poblado. Eso permite acompañarlos a pescar al río y compartir buenos momentos de su vida cotidiana.

        Un saludo,
        Ricardo Lafita.

  11. En poco más de dos semanas estaré yo por allí, a ver como resulta mi experiencia, aunque inicialmente este tipo de cosas no me terminan de convencer, se convierten en reclamos para los viajeros. Aunque reconozco que si con ello puede preservar su forma de vida y su cultura bien hecho estará.
    Eso si, lo de salir a bailar con ellos… no te veo en esa situación.

    • Yo pienso que sí vale la pena. Cierto que, en cierta manera, es un poco un circo. E, incluso ellos, te explican que han venido de Colombia para ofrecer su manera de vivir al turista. Pero lo cierto es que allí están y viven tal y como lo vemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>