CARAVAGGIO Y BERNINI EN ROMA. Una ruta gratuita siguiendo a los 2 genios del barroco.

Las obras de Caravaggio y Bernini en Roma serán las protagonistas de nuestro post de hoy. Caravaggio y Bernini fueron dos de los artistas que más hicieron por embellecer Roma. Sus figuras quedan indisociablemente unidas a la que es la ciudad del mundo que presenta más obras de arte de las más distintas épocas. Arte etrusco, romano antiguo, bizantino, románico, renacentista, barroco… cada época tuvo su momento en la que es, a mi entender, la capital mundial del arte.

Pues bien, en este contexto, Gian Lorenzo Bernini y Michelangelo Merisi da Caravaggio emergen como las dos figuras más importantes del barroco italiano y mundial, en un momento en que convergen en Roma el momento político, histórico, económico y social que les permitirá desarrollar su enorme talento. El primero, en el campo del urbanismo y la escultura y el segundo, en el campo de la pintura. Es por ello que todo aquello que hay que ver en Roma podemos encontrar un buen número de las mejores obras de ambos artistas. Y lo que es mejor de todo: gran parte de ellas se pueden visitar de manera libre y gratuita. Se trata de más de veinte obras maestras de la Historia del Arte que en la mayoría de grandes capitales europeas y mundiales justificaría, por si solo, la visita a la ciudad.

RUTA DE CARAVAGGIO EN ROMA

Michelangelo Merisi, conocido como Caravaggio, fue uno de los pintores más díscolos de la historia. Pendenciero y con fama de problemático tuvo que escapar de todos aquellos lugares en donde se estableció. Solo su enorme talento le permitió seguir trabajando en los más importantes centros artísticos de finales del siglo XVI y principios del XVI, incluida la Roma papal, Nápoles (donde encontró la protección de los Colonna), Malta (donde fue acogido por los Caballeros de San Juan) o Sicilia (donde llegó tras ser expulsado de Malta).

IMG_0079

Es en Roma, sin embargo, donde Caravaggio se convierte en el mejor pintor del momento, capaz de crear una auténtica revolución pictórica que será seguida por muchos de sus coetáneos, con el movimiento llamado el caravaggismo. Probablemente sea Caravaggio el pintor capaz de provocar más emociones en los amantes del arte. O al menos es este mi caso. Ello me ha llevado a perseguir casi obsesivamente la obra del pintor milanés por casi todos los grandes museos mundo, incluidas cuatro exposiciones retrospectivas celebradas en Madrid, Barcelona, Londres y Roma. A ellas he tenido la suerte de acudir con un viaje de ida y vuelta en el mismo día, cuyo uno fin era profundizar en el conocimiento de la obra de Caravaggio.

Sin embargo, son al menos seis las obras de Caravaggio que pueden visitarse en Roma sin tener que pasar por taquilla alguna, de manera que bueno será que el visitante no se las deje perder.

La primera parada de esta Ruta por las obras de Caravaggio en Roma nos lleva a la iglesia de San Luís de los franceses, situada a escasos metros de Piazza Navona. En esta iglesia obra de Giacomo della Porta se localizan hasta tres obras de Caravaggio. Se ubican en la que es conocida como Capilla Contarelli, italianizado nombre de una capilla que fue adquirida por el prelado francés Mathieu Cointrel en la que es reconocida como la Iglesia Nacional francesa de Roma. Cointrel quiso honrar a su patrón, San Mateo, encargando a los mejores artistas del momento el diseño de la capilla que llevaría su nombre. Nunca la vio terminada, de manera que no llegó a conocer la obra de Caravaggio que es quien se encargó de la parte pictórica de la capilla: la Vocación de San Mateo, el Martirio de San Mateo y San Mateo y el Ángel son las tres obras que se pueden admirar en la capilla de Contarelli de San Luís de los Franceses.

La vocación de San Mateo
El martirio de San Mateo
La inspiración de San Mateo

Muy cerca de San Luis encontramos una pequeña iglesia, San Agustín. Se trata de una iglesia renacentista que podría pasar desapercibida fácilmente, teniendo en cuenta la magnitud de muchos de las basílicas de Roma. Sin embargo, es nuevamente una obra de Caravaggio lo que debe hacernos entrar en el templo. Se trata de la Madonna de Loreto (o de los Peregrinos). Es éste un lienzo de 1604 realizado por orden de Ermete Cavalletti, que deseaba embellecer su capilla familiar con una obra de prestigio. Caravaggio solía utilizar prostitutas como modelos para sus obras y este fue el caso de la Madonna de Loreto. Este hecho le ocasionaría al célebre pintor no pocos problemas. En este caso, fue acusado, incluso, de hereje. Ya que se visita la iglesia, vale la pena echarle un ojo al fresco del Profeta Isaías, obra de Rafael.

Madona de los Peregrinos

La tercera Iglesia que forma parte de esta ruta gratuita de Caravaggio en Roma es la de Santa María del Popolo. En la Capilla Cerasi de esta iglesia encontramos dos de las obres más famosas de Caravaggio: La conversión de San Pablo y la Crucifixión de San Pedro. Lo curioso del caso es que las dos obras corresponden a una segunda versión de las mismas, pues la primera fue rechazada en ambos casos. También en la capilla Cerasi se localiza una bella obra del pintor boloñés Annibale Carracci. En la misma iglesia podremos seguir los pasos de Bernini (y también de Rafael) como comentaré posteriormente.

Caravaggio en Roma

informacionMás allá de estas 6 pinturas de Caravaggio que se conservan en las iglesias de Roma (y que son de visita gratuita) la Ruta de Caravaggio en Roma continua con, al menos, 13 obras más del fenomenal pintor que se encuentran repartidas en los distintos museos romanos (6 en la Galleria Borghese, 3 en la Galeria Doria Pampili, 2 en los Museos Capitolinos, 1 en los Museos Vaticanos, 2 en el Palacio Barberini y 1 en el Palacio Corsini).

RUTA DE BERNINI EN ROMA

Gianlorenzo Bernini fue al urbanismo y a la escultura lo que Caravaggio fue a la pintura. Es decir, el más grande de los artistas que trabajó en Roma durante el barroco y cuya obra ha trascendió aquél momento histórico y estilo artístico para ser reconocido como uno de los más grandes de la Historia del Arte.

Al igual que en caso de Caravaggio, podemos reconocer una auténtica Ruta Bernini en Roma, de carácter gratuito y que nos llevará por un buen número de plazas e iglesias donde el genial artista napolitano dejó su impronta. La lista sería casi infinita, de manera que me limitaré a contaros algo sobre las obres de Bernini en Roma que, a mi juicio, son las más bellas y de fácil acceso.

RUTA DE BERNINI POR ROMA. EL BERNINI URBANISTA.

Bernini, a diferencia de Caravaggio, tiene varias facetas. Una de ellas es la de urbanista. No solo como creador de algunas de las plazas más bonitas de Roma si no como embellecedor, gracias a sus famosas fuentes, de varias otras. Además, Bernini fue también el arquitecto de varios palacios romanos.

Bernini recibió varios encargos de la corte papal, en un momento en que era ésta quien se encargaba del urbanismo de casi la totalidad de la hoy capital italiana.

La más famosa de las plazas que diseñó Bernini es la de San Pedro, justo enfrente de la basílica. Bernini utiliza la solución de la columnata de forma elíptica para solucionar el urbanismo de una plaza que tenía una área trapezoidal. Mucho se ha hablado de esta famosa columnata que tendría un simbolismo como brazo de la santa madre iglesia que acoge a sus fieles. En medio de la plaza se levantó un obelisco egipcio. Uno más de los varios que se pueden visitar en Roma.

IMG_0263

Las fuentes fueron también uno de los encargos más recurrentes que recibió Bernini. Quizá la más célebre de todas es la Fuente de los cuatro ríos, ubicada en Piazza Navona. Fue el Papa Inocencio X quien la encargó a Bernini. El conjunto es una alegoría a los 4 grandes ríos conocidos en aquella época: el Nilo, el Ganges, el Danubio y el Río de la plata. La fuente está culminada, nuevamente, con otro obelisco egipcio.

Una segunda fuente en la misma Piazza Navona lleva también el sello. Aunque en realidad la Fuente del Moro es obra de Giacomo della Porta, la estatua del moro, añadida posteriormente, es obra de Bernini. Algo semejante pasa con la Fuente de las Tortugas de la plaza Mattei. Aunque el diseño de la fuente corresponde a della Porta, la restauración de 1658, realizada en tiempos de Alejandro VII, comportaron el añadimiento de las tortugas que han acabado por dar nombre a la fuente.

Bernini en Roma
IMG_0069

A unos 500 metros de Piazza Navona y casi al lado del Panteón se localiza otra obra de Bernini. Se trata del conocido como Obelisco della Minerva, que se ubica en la plaza della Minerva, justo enfrente de la iglesia de Santa Maria sopra Minerva. Desde luego, el obelisco que corona la obra de Bernini no es del artista si no que es otro más de los obeliscos egipcios de Roma. Sin embargo el bonito elefante que le hace de pedestal sí que es obra del gran artista del barroco y forma parte de esta Ruta de Bernini por Roma. La obra fue un encargo del Papa Alejandro VII y el diseño de Bernini ganó el concurso propuesto para escoger al artista encargado de la obra.

IMG_0096

Nos desplazamos hasta Piazza Barberini para buscar una nueva fuente de Bernini. Se trata de la bella Fuente del Tritón erigida en tiempos de Urbano VIII o, lo que los mismo, Maffeo Barberini. Bernini ya había intervenido en las obras del Palacio Barberini, propiedad del que acabaría por convertirse en Urbano VIII por lo que no fue extraño que se convirtiera en el encargado de diseñar la fuente central de la plaza. En esta bonita fuente, Tritón, sentado encima de una enorme concha, es representado mientras un chorro de agua cae a través de una caracola.

IMG_1985

No quisiera terminar este paseo por la Roma de Bernini sin comentar el Puente de Sant’Angelo, que cruza el Tíber justo enfrente del Mausoleo de Adriano y que fue construido en tiempos de aquél emperador. Bernini fue encargado de diseñar dos de los diez ángeles que Clemente IX mandó construir. Sin embargo, para ver los originales habrá que trasladarse hasta la también romana iglesia de Sant’Andrea delle Fratte.

RUTA DE BERNINI POR ROMA. LA ESCULTURA ECLESIASTICA.

Como comentaba, Bernini trabajó codo con codo con distintos Papas del siglo XVII. No es extraño, por tanto, que recibiera también bastantes encargos para decorar varias iglesias romanas. Dos de los más celebres son de la propia Basílica San Pedro de Roma. Nos referimos al famoso Baldaquino de San Pedro y a la Cátedra de San Pedro. El Baldaquino de San Pedro, al más puro estilo barroco, está realizado en bronce macizo, de color negro. Las cuatro columnas salomónicas que lo sostienen son de impresión. Se sitúa en el lugar más importante de San Pedro. En medio del crucero, justo por debajo de la cúpula y directamente encima de la cripta donde se localiza la tumba del apóstol. El tamaño del baldaquino es tal que permite que en su interior se ubique el altar mayor de San Pedro.

La Cátedra de San Pedro es una maravillosa obra barroca realizada entre 1656 y 1666. En el interior del trono dorado se conserva la silla de madera que se considera el utilizado por el propio San Pedro.

Más allá de estas dos famosas obras, conviene no dejar de lado una tercera obra que Bernini tiene en San Pedro. Me refiero a la estatua de San Longinos, el soldado romano que lanzó la lanza sobre el costado de Jesús y que vio la luz al morir éste. Los pliegues del ropaje del centurión y la expresión de la cara es lo más destacado de esta bellísima escultura.

Es en la iglesia de Santa María de la Victoria donde se localiza la más extraordinaria de las obras que podemos encontrar en las iglesias de Roma. Se trata de El Éxtasis de Santa Teresa, un fabuloso grupo escultórico que tardó cuatro años en terminarse (entre 1647 y 1651). Se trata de uno de los momentos culminantes de la escultura barroca y de la Historia del Arte. Bernini representa el momento de la transverberación de Santa Teresa de Jesús. Es decir, el momento en que la santa logra el éxtasis o unión íntima con Jesús. Fue el Cardenal Cornaro quien contrató los servicios de Bernini para la que debía ser su tumba, en la Capilla Cornaro de la mencionada iglesia. Un momento ciertamente sublime y para mi gusto, la obra más bella de esta Ruta de Bernini por Roma. Y no solo por la imagen de Santa Teresa y del ángel que atravesará su corazón con un dardo de oro, si no también por los altorelieves de la familia Cornaro que se localizan en las paredes laterales y que simulan estar presenciando la escena.

IMG_0080

No menos espectacular es la composición del Éxtasis de la Beata Ludovica Albertoni, también de mármol, y que se localiza en la iglesia de San Francesco a Ripa. Se trata de una obra bastante posterior a la anterior, pues fue realizada entre los años 1671 y 1674. La beata representada ingresó en la orden franciscana al enviudar y dedicó el resto de su vida al servicio de los más necesitados. Casi 150 años después de su muerte, Ludovica fue beatificada y la familia Altieri le dedicó una capilla en la misma iglesia donde había sido enterrada, contratando los servicios del más brillante de los escultores barrocos. La expresión facial de Ludovica en el momento de comunión con Diós es realmente emocionante. No menos virtuoso resulta la resolución del ropaje de la beata. Bernini se encargó tanto de la escultura como de la misma organización arquitectónica de la capilla que la cobija.

IMG_0253

Nos trasladamos ahora a Santa María del Popolo, donde ya hemos comentado la existencia de algunas brillantes pinturas de Caravaggio. La Ruta de Bernini en Roma sigue en esta iglesia donde encontramos dos mármoles de gran virtuosismo, aunque sin llegar a la excepcionalidad de los dos trabajos anteriores. Se trata de Daniel y el Ladrón y Habacuc y el Angel, que se localiza en la Capilla Chigi de Santa María del Popolo.

Un último paseo nos llevará hasta la Basílica de San Lorenzo in Lucina donde tendremos la oportunidad de visitar la Capilla Fonseca, diseñada por el genial artista napolitano. Gabriel Fonseca fue el médico del papa Inocencio X. De origen portugués, el galeno contrato a Bernini para que diseñara la capilla y de paso, un busto en su honor.

informacionY así termina nuestra Ruta de Bernini por Roma, aunque hay que tener en cuenta que más allá de las obras citadas, el artista dejó su impronta en otros lugares de la capital papal. Además, quien quiera profundizar en la obra de Gian Lorenzo Bernini no debería dejar de visitar la Galería Borghese, donde se localizan algunas de sus más famosas esculturas.

DATOS PRÁCTICOS.

La mayoría de grandes ciudades europeas (y en particular, las españolas) están conectadas de forma aérea con alguno de los 2 aeropuertos de Roma (Fuimucino y Ciampino). Llegar al centro de la ciudad es fácil. Lo más cómodo y barato suele ser tomar el autobús que parte del mismo aeropuerto y que deja al viajero en la Estación Termini de Roma.

La Estación Termini está conectada con casi toda la ciudad por la red de metro de Roma. El precio de billete sencillo es de 1.50€. Existe un abono diario de 6€ y también abonos de 3 y 7 días.

Las iglesias que forman parte de la Ruta de Bernini y Caravaggio por Roma son gratuitas, pero en los museos (lógicamente) hay que pagar entrada. Las tarjetas Roma Pass o OMNIA Vatican&Rome puede ser muy interesante si se quieren visitar varios museos. 

Una posibilidad es contratar un viaje a Roma a través de alguna agencia especializada y disfrutar así de esta Ruta de Bernini y Caravaggio en Roma.

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE ITALIA CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

17 comentarios en “CARAVAGGIO Y BERNINI EN ROMA. Una ruta gratuita siguiendo a los 2 genios del barroco.

  1. A mí el barroco no me dice mucho, prefiero el Renacimiento e incluso épocas anteriores, pero el post me parece excelente. No creo que tenga muchos lectores, pero mi enhorabuena en todo caso.

  2. La ruta de Bernini puedo decir que la hice aunque dos partes (es decir, en dos viajes distintos). Soy más de escultura que de pintura, pero sin duda cualquiera de estas rutas por Roma pueden forman parte de las mejores para recorrer la ciudad. Aunque para mi, que soy muy de cine, la mejor es la que sigue los pasos de la protagonista de Vacaciones en Roma.
    Un abrazo

    • Pues la verdad es que existen varias rutas cinematográficas que se pueden hacer en Roma. Incluso alquilando un Fiat quinientos o una Vespa, que debe ser un buen puntazo también.
      Un abarzo Cris!

  3. ¡Maravilloso post! dos artistas acordes con Roma….Roma es barroco y Bernini y Caravaggio lo son hasta límites increíbles. Y entre todas las obras quizás me quede con la Fuente de los Cuatro ríos en la Piazza Navona porque además enfrentó para la eternidad a los dos maestros de la escultura y la arquitectura (grandes rivales).

  4. Hola Jordi

    No conocía a estos increíbles artistas. Yo nunca he ido a Roma, pero me gustaría seguir en parte tu ruta, y digo en parte. Porque no creo que me para tanto en una primera visita.

    Saludos.

    • jejeje, no te pienses Bo! estas plazas e iglesias te las vas encontrando de camino, de manera que siguiendo o no la ruta las acabarías visitando casi todas.
      Seguro que te encanta Roma. no dejes de visitarla!

  5. A nosotros nos gusta bastante la escultura y la pintura y también le hemos dedicado algún que otro post, como por ejemplo la pintura europea en el Museo del Louvre, aunque como te han comentado no son artículo que se lean mucho, a nosotros nos encanta y la información es excelente. Saludos

    • jejeje, es verdad. Estos no son post top, pero la verdad es que nos gusta mucho escribirlos y siempre hay quien los aprecia bastante. Un abrazo Belén!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>