MINAS DE SAL DE WIELICZKA. Arte subterráneo en Polonia.

patrimonio humanidadVisitar las Minas de Sal de Wieliczka supone una de las mejores excursiones de un día que se pueden realizar desde Cracovia.  Incluidas dentro de la lista del Patrimonio de la Humanidad desde el año 1978 y a solamente una veintena de kilómetros de la antigua capital de Polonia, las Minas de Sal de Wieliczka son una de las más grandes del mundo entero y las más antiguas dentro de las que, en la actualidad siguen explotando el negocio de la extracción de sal.

Efectivamente, se sabe que, desde el siglo XIII, las Minas de Sal de Wieliczka son objeto de extracción del oro blanco, de manera que no es de extrañar que con el paso de los siglos se fueran abriendo más y más galerías unidas por un larguísimo sistema de túneles y pasadizos que totalizan más de 300 kilómetros lineales.  

IMG_0437

Pero más allá de la importancia histórica de las Minas de sal de Wieliczka, lo que las ha convertida en un objeto de visita por parte de los centenares de miles de turistas que hasta aquí llegan cada año es el arte que en su interior podemos encontrar. En este sentido, es verdaderamente sorprendente el trabajo realizado por los mismos mineros en el sentido de crear una extraordinaria iconografía en forma de estatuas de sal que abarcan desde lo profano a lo más sacro.

Y no se trata de pequeñas estatuas, que alguna sí que lo son, si no que buena parte de ellas son estatuas humanas realizadas a tamaño natural e incluso mucho mayor. Todas ellas repartidas en las múltiples salas que el visitante tiene la posibilidad de recorrer y que están separadas por los distintos pasillos que siempre están formadas por la misma sal que se ha ido sedimentando durante millones de años. Desde luego, lo que el visitante tendrá la oportunidad de conocer se limita solamente a una pequeña parte del total de la minas, unos tres kilómetros y medio de galerías y pasadizos (que no es poco) y a un total de 22 cámaras subterráneas.

VISITA A LAS MINAS DE SAL DE WIELICZKA

A las Minas de sal de Wieliczka se accede tras bajar casi 400 escalones, lo que totalizan unos 64 metros verticales, que es al nivel donde se inicia el recorrido turístico en el que es conocido como Pozo Danilowicza. Una de las primeras cámaras que se visitan es la que recibe el nombre de cámara Úrsula, donde ya se representan algunos de los aparatos que eran usados para la exploración de la mina.

informacionHay que tener en cuenta que la temperatura en el interior de las Minas de Sal de Wieliczka se mantiene constante durante todo el año en niveles de los 14-16 grados centígrados. Por ello, si se visitan en verano no hay que olvidarse de una chaqueta de manga larga con el fin de no pasar frío durante la visita.

Chapel of Saint Kinga

crédito de esta foto

Minas de sal de Wieliczka
IMG_0448
minas wieliczka 2

En las salas siguientes se empiezan a poder contemplar las distintas estatuas talladas enteramente en sal, tal y como hemos comentado. Las que se encuentran en estas primeras cámaras nos recuerdan algunos de los polacos más universales, como Nicolas Copérnico (la sala donde se localiza la estatua recibe el nombre del famoso astrónomo) o el Rey Casimiro el Grande (que también merece una sala con su nombre, pues parece que fue el encargado de hacer redactar un estatuto con el que se quería dignificar el durísimo trabajo de minero).

Y así se siguen pasando salas y más salas, pasillo más pasillos. No es un tópico si hablamos de ciudad bajo tierra, pues se cuenta que en muchas ocasiones, los trabajadores podían estar viviendo durante meses (si no años) dentro de las Minas de Sal de Wieliczka sin salir a la superficie terrestre.

A medio camino se llega a la más increíble de las salas de las Minas de Sal de Wieliczka. Se trata de la capilla de la mina, una sala de medio centenar de metros de largo y unos veinte de alto donde se celebran todo tipo de celebraciones, ya sean de tipo religioso, incluido bodas y bautizos, hasta conciertos de música. Se trata de la que capilla de San Kinga, una verdadera obra de arte de exquisita ejecución que se encuentra a un centenar de metros bajo la superficie terrestre. Después de visitar esta gran capilla no es de extrañar que las Minas de Sal de Wieliczka sean conocidas con el sobrenombre de “La Catedral Subterranea” de Polonia.

Es en esta  sala donde más estatuas podemos encontrar. Todas ellas, como comento, talladas en la misma sal. Pero no solo las estatuas son de sal. También lo es el mobiliario de la capilla. Es decir, el altar o los bancos, por ejemplo, así como las mismísimas lámparas de araña que en número de cinco penden del techo o el púlpito, una verdadera obra de arte que no desmerecería al de cualquier catedral. Lo curioso de la sala, ya no es las dimensiones o la belleza de las obras de arte expuestas allí, si no conocer que tamaño trabajo fue realizo por únicamente tres obreros, de los que se conocen sus nombres. Dos de ellos eran hermanos, de apellido Markowsky, y un tercero, Antoni Wyrodek.

Sin duda alguna, la más espectacular de las obras de arte talladas que encontramos en las Minas de Sal de Wieliczka es la reproducción de la Santa Cena. Desde luego, tampoco podría faltar la escultura que hace referencia al Santo Padre polaco, Juan Pablo II, verdadero objeto de veneración en todo el país.

Sin embargo, no es esta la última de las cámaras que se visitan en las Minas de Sal de Wieliczka. Cuando parece que la fiesta haya terminado, las cámaras siguen sucediendo una tras otra, como la Sala Baracz, con su lago salado, la gruta de Josef Pilsudki, dedicada a un antiguo presidente polaco y que se encuentra a 135 metros bajo el nivel de la superficie terrestre o la Sala Warszawa que se alquila para celebraciones especiales como sala de baile.

¿VAS A VISITAR CRACOVIA POR LIBRE? Si es así te recomendamos la posibilidad de tener contratados algunos servicios para hacer mucho más fácil tu visita a CRACOVIA y los ALREDEDORES. Estos son los más interesantes:
- Traslado desde el AEROPUERTO al HOTEL: solo por 22€ por coche (4 persona). Míralo AQUÍ.
- Excursión al CAMPO DE AUSCHWITZ en ESPAÑOL. La más recomendada. Míralo AQUÍ.
- Excursión a las MINAS DE WIELICZKA en ESPAÑOL. La más recomendada. Míralo AQUÍ.

La verdad es que las Minas de Sal de Wieliczka suponen una visita ideal para realizar en una excusión de un día desde Cracovia, y complementan perfectamente la visita a la antigua capital de Polonia, de la que ya os hemos hablado en este post sobre Cracovia

Y si queréis saber más sobre las Minas de Sal de Wieliczka os invito a leer el post de nuestros amigos de Callejeando por el planeta

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE POLONIA CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

12 comentarios en “MINAS DE SAL DE WIELICZKA. Arte subterráneo en Polonia.

  1. Molt interessant, una visita que no ens perdrem el dia que tinguem l’oportunitat de tornar a Polònia.

    Una abraçada

    • Polònia és un país que us encantarà. I a vosaltres que us encanta la muntanya, hi ha una zona al sud on es poden fer molt bons treks, els Tatras. Jo penso tornar-hi, em va quedar moltíssim per veure!
      Una abraçada!

    • Pues una auténtica pena, pero un buen motivo para regresar a Polonia. Yo me dejé Wroclaw, Zamosc, las iglesias de madera de Malapolska,…vamos, que le debo un segundo viaje a Polonia también!
      Un abrazo!

  2. Conforme iba leyendo tu relato no podía evitar acordarme de la Catedral de Sal en Zipaquira. Tienes que visitarla cuando vuelvas a Colombia. La temperatura de la mina es super agradable sobre todo si viajas en verano :D un poco de frescura!

    La tendré muy en cuenta para cuando visitemos Polonia, que espero que sea en un futuro no muy lejano.

    Saludos!

    • Pues me apunto el tip, Gaolga, porque Colombia está dentro de los objetivos. Cada vez está más traqnuilo el país y atractivos está claro que no le faltan. Y si no, solo hace falta pasarse por tu blog!

  3. Wow! Es lo más parecido a Moria, la mina de los enanos en El Señor de los Anillos, que he visto nunca. Parece que, como casi siempre, la realidad supera la ficción.

    ¡Saludos! ????

    • jajaja, ya es la segunda persona que me dice esto y yo no se que es Moria!!!! La verdad es que merece mucho la pena visitarla. un abrazo chicos!

  4. En Colombia hay algo semejante digamos y allí también hay esculturas de corte religioso!
    Habrá alguna relación entre la sal y la religión!?
    Quién sabe!? Habrá que ir y averiguar!!! :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>