MASS GAMES, COREA DEL NORTE. Un espectáculo sorprendente y fascinante en Pyongyang.

Los Mass Games o Arirang Games son uno de los espectáculos más curiosos que pueden presenciarse en Corea del Norte. La traducción literal de los Mass Games sería el de Juegos de Masas y no deja de ser una actuación gimnástica protagonizada por gran cantidad de artistas (particularmente, miles de jóvenes gimnastas y acróbatas actuando al unísono) a la vez que decenas de miles de coreanos forman una enorme pantalla pìxelada gracias al manejo de un conjunto de cartones de colores con los que forman uno mosaicos francamente sorprendentes.

La verdad es que merece la pena hacer coincidir el viaje a Corea del Norte durante la época de representación de los Mass Games, que suele acontecerse desde mediados de julio a finales de septiembre. En algunas ocasiones, la temporada se alarga durante el mes de octubre, aunque esto no siempre es así.

Los Mass Games de Corea del Norte se desarrollan en el Estadio Primero de Mayo, uno de los más grandes del mundo y con una capacidad superior a los 100.000 espectadores (algunas fuentes hablan de hasta 150.000 espectadores, aunque estos números podrían resultar algo hinchados).

Este espectáculo viene desarrollándose desde 2002 y conmemora el nacimiento del padre de la nación, Kim Il-Sung, el abuelo del actual mandatario, Kim Jong-Un. Sin embargo, hay que tener en cuenta que este tipo de espectáculos de masas ya se habían celebrado en otros países de la órbita socialista, como por ejemplo en la Rumanía de Ceaucescu.

.

Para la celebración de los Mass Game de Corea del Norte miles de chicos y chicas son reclutados año tras año. Los entrenamientos pueden durar varios meses a fin de que la compenetración entre los participantes sea máxima. Día tras día, durante estos meses, los participantes dedican varias horas al día a preparar el espectáculo. La disciplina es máxima, desde luego. Ni que decir que lo hacen de forma voluntariamente obligatoria, como es norma en el régimen norcoreano. Las cifras de participantes varían según las fuentes consultadas, pero entre el grupo de gimnastas y todo tipo de acróbatas que hacen su aparición en el campo de juego del estadio y los miles de participantes que ocupan toda la tribuna del Estadio Primero de Mayo podemos hablar de una cifra de entre 60.000 y 80.000 jóvenes. Algo impensable en occidente, desde luego.

La propaganda y la Ideología Juche son lo que preside los Mass Games. Las distintas coreografías representadas en el espectáculo hacen referencia al nacimiento de la nación, la lucha contra el imperialismo japonés y norteamericano y la labor de los máximos dignatarios de la patria, especialmente Kil Il-Sung, al que se representa como indiscutible y querido líder que dio su vida por la nación coreana.

 

MASS GAMES DE COREA DEL NORTE. NUESTRA EXPERIENCIA.

Pese a que visitamos Corea del Norte en octubre tendremos la oportunidad de acudir a una representación de los Mass Games. Los juegos se han alargado este año hasta finales de octubre y podremos vivir en primera persona este curioso espectáculo.

Cuando llegamos al Estadio Primero de Mayo ya ha anochecido. La verdad es que el estadio impresiona. Son varias las infraestructuras de Corea del Norte que no tienen nada que envidiar a las mejores de occidente y el Estadio Primero de Mayo es una de ellas. Enfrente del estadio, una fuente danzarina, que baila al ritmo de la música coreana mientras se ilumina por un sinfín de focos de colores, hace las delicias de los asistentes a los Mass Games de Pyongyang. Por momentos, podríamos llegar a pensar que nos encontramos en Las Vegas.

La veintena de turistas que acudiremos a la representación de los Mass Games de esta noche hemos pagado unos 80 euros al cambio para poder disfrutar del espectáculo. Una cifra alta y desproporcionada teniendo en cuenta el valor real de la moneda norcoreana, aunque las autoridades del país mantienen el cambio del won en niveles absurdamente elevados. Desde luego, la práctica totalidad de los viajeros que tenemos la oportunidad de visitar Corea del Norte durante la época donde se representan los Mass Games pagamos la cifra requerida sin rechistar.

IMG_1836
IMG_1833

Nos ubican en una grada intermedia. La tribuna que tenemos enfrente está absolutamente llena. No son espectadores, desde luego. Se trata de los jóvenes provistos de un libro con los distintos cartones de colores con los que se irán creando los distintos mosaicos.

Las gradas norte y sur están prácticamente desiertas. Y en la tribuna donde nos ubicamos los turistas los espectadores no llegamos a ocupar ni una tercera parte de la misma. Buena parte de ellos, por cierto, uniformados a la manera militar, lo que nos hace suponer que asistir a este espectáculo supone algo así como un premio por los servicios prestados a la patria. Civiles los hay, aunque estos son claramente minoría. Desconocemos si se tratan de la élites del país o ciudadanos comunes.

El espectáculo de los Mass Games tiene una duración aproximada de una hora y media. La tribuna que tenemos enfrente nos muestra un completo relato sobre la historia oficial del país. Es decir, la que empieza con el nacimiento de Kil Il-Sung, verdadero sol iluminador de la tierra coreana. Es sorprendente el nivel de sincronización de los estudiantes portadores de los cartones de colores. Todos van a la una en todo momento, sin apreciarse fallo alguno. Aunque poco se sepa de la historia coreana no es difícil entender que lo representado no es más que un relato de buenos y malos. Los primeros, los coreanos, siempre idealizados. Los segundos, protagonizados por japoneses y norteamericanos, símbolos del colonialismo e imperialismo y de los vicios de occidente. Todo en los Mass Games rezuma propaganda. Todo és ideología. Aquí no hay espacio para el divertimento sin segundas intenciones de carácter ideológico. La bandera norcoreana tiene un lugar preeminente en la representación, así como la figura de Kim Il-Sung, padre de la patria y figura honrarda por todos los coreanos, presuntamente sin excepción alguna. Nada que nos sorprenda, desde luego.

.
.
.
.

Mientras la gradería se comporta como la pantalla pixelada más grande del mundo, en el terreno de juego del estadio se desarrolla una completísima coreografía protagonizada por varios miles de acróbatas y gimnastas. Las artes marciales están también representadas en el espectáculo así como varios bailes interpretados por cientos de mujeres ataviadas con el hanbok, el vestido tradicional coreano. También quedamos gratamente sorprendidos por el nivel de excelencia que muestran estos jóvenes. Fruto, todo ello, de las horas y horas de férrea disciplina a la que son sometidos miles de jóvenes durante los meses previos a los Mass Games. La coordinación es verdaderamente asombrosa y, en cierta manera, forma parte también de la ideología propuesta por el Juche. Es decir, el colectivo por delante del individuo.

El público se muestra, en todo momento, más respetuoso que exultante. Algo sorprendente tratándose de un espectáculo que podría parecer más bien festivo y que podría motivar los vítores de los asistentes.

La verdad es que nuestra sorpresa es máxima durante la hora y media que dura el espectáculo que culmina con un castillo de fuegos artificiales. Una vez terminados los Mass Games somos conscientes de haber acudido a una representación que difícilmente sería reproducible en cualquier país democrático cuya población no estuviese sometida a una política de continuo terror. Pese a ello, acudir de los Mass Games de Pyongyang es algo que todo aquel viajero que visite Corea del Norte no debería pasar por alto.

.
.
.
.

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE COREA DEL NORTE CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

20 comentarios en “MASS GAMES, COREA DEL NORTE. Un espectáculo sorprendente y fascinante en Pyongyang.

  1. Esto no es novedad de Corea del Norte pero si puede ser una de las mas si no la mas impresionante que haya visto. En Europa del Este era comun. Tambien se hizo en Cuba pero no con este nivel. Si se necesita mucha practica y disciplina claro y bajo un regimen de terror como el coreano, y con la sangre fria asiatica, pues se explica.
    Es un pueblo de robots sin alma.
    saludos

    • Así es. Estuve mirando videos de Ruman´´ia, donde se realizaban también eventos de este tipo. Desde luego, en ningún país no totalitario no sería posible realizarlos. No sabía que en cuba también se realizaban. ¿Te refieres a la etapa de Fidel o antes?

  2. Olvidando que estabas en Corea del Norte y de la carga propagandística desde luego solo decir que me parece un espectáculo super vistoso en el seguro que todo resultó perfecto… y caro. Sobre todo cuando el dinero ira a parar a unos bolsillos que no son los de esos que cada año reclutan…¿o si? Un abrazo y gracias por mostrarnos algo que pocos tendremos la oportunidad de ver.

    • Es así como comentas. Sabes que estás viviendo una cosa única pero tu felicidad dista mucho de ser plena por la disciplina, autoridad y falta de libertad a la que están sometidos los habitantes de este país.

    • Muchas gracias. Pues la cámara era una birria porque no me dejaron entrar la reflex al país (que por otra parte, es también muy sencilla). Un abrazo chicos.

  3. Ver algo tan peculiar y lleno de color debe crear un sinfín de emociones encontradas. Algo así como “me está gustando” pero todos los que están participando “están obligados a ellos”.

  4. Alguna vez he visto algo similar en la tele, pero no sé si serían exactamente estos mass games de Corea. Es impresionante, ¡qué sincronización! A fuerza de estar meses y meses ensayando… Desde luego me gustaría verlo en vivo

  5. Realmente impresionante Jordi! Independientemente de la política que va unido a los juegos, creo que la experiencia es única, muy emocionante y tan diferente a todo lo visto que yo también pagaría esos 80€ sin rechistar (y más). Que suerte haber podido asistir, tendré en cuenta las fechas por si alguna vez, puedo dejarme caer por allí.
    Un abrazo
    Carmen

    • Así es. En este caso no tacaba otra que pagar y otorgar. Y mejor no pensar donde van a parar estos dineros.

  6. Si te abstraes de la situación en la que se encuentra la población de Corea del Norte, el espectáculo resulta asombroso. Pero me costaría no pensar que ese espectáculo es así de perfecto por las condiciones a las que son sometidos.
    Muy vistoso, pero deprimente a la vez.
    Un saludo!

    • Así es. El país es una frikada de cabo a rabo. Desgraciadamente, en muchas ocasiones lo es a costa de sus ciudadanos.
      Un abrazo!

  7. Muy interesante Jordi. Actualmente estoy en China por una temporada larga, y entre otras cosas pasa por mi mente no desaprovechar la oportunidad y acercarme a Corea del Norte (tengo entendido que para ir allí siempre hay que hacerlo desde China). No tenía ni idea de la existencia de los Mass Games, pero desde luego lo voy a tener en cuenta al planear las fechas de viaje!
    Saludos viajeros!

    • Muchas gracias Borja para tu comentantario. La verdad es que corea del Norte merece mucho la pena. Cierto que solo puedes ver lo que ellos quieren, pero espero que esto cambie en un fututo y también la manera de funcionar del país. Y entonces se podrán visualizar los cambios.
      Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>