TEMPLO DE POSEIDÓN, CABO SOUNION, GRECIA. Y la puesta de sol más famosa de Grecia.

El Cabo Sounion (o Sunión) de Grecia es una de las visitas de un día más habituales desde Atenas, pues se encuentra a sólo 65 kilómetros de la capital de Grecia, por lo que es fácil ir, disfrutar del Templo de Poseidón y de la puesta de sol, y volver a Atenas tras el ocaso.

Templo de Poseidón

La situación del Cabo Sounion es privilegiada, en la punta sur del Ática, de modo que aunque el Templo del Poseidón no se encontrara en el Cabo de Sounion, sólo para disfrutar del atardecer y de la puesta de sol, ya valdría la pena acercarse hasta aquí. Esta extraodinaria situación hizo posible que el Templo funcionara como una especie de faro, que permitía a los antiguos navegantes del marco Egeo, conocer su situación en cuando divisaban el Templo de Poseidón.

Pero es que además, el Cabo Sounion es la sede de uno de los templos más conocidos de toda Grecia, aunque no de los mejor conservados: el Templo del Poseidón. Y esta fama no sólo se debe a su belleza y situación, si no al hecho de haber sido escenario de algunos famosos spots publicitarios y al hecho de que su estampa aparece en el envase del yogur griego de Danone.

El templo del Poseidón se remonta al siglo V antes de Cristo y se localiza justo en el mismo lugar donde ya había existido un templo previo, de la época arcaica. Este primer templo fue destruido durante las Guerras Médicas y fue el mismo Pericles, quien mandó construir un nuevo templo, el 449 aC. El nuevo Templo del Poseidón se construyó enteramente en mármol, mientras que el primitivo era de piedra caliza.

La verdad es que sólo se conserva parte del períptero, concretamente 15 de las 34 columnas originales, que asientan sobre una base de 31 por 13.5 metros. A pesar de la belleza y el enorme magnetismo que irradia el Templo de Poseidón, su estado es bastante ruinoso. De hecho, buena parte de los templos que se encuentran en Grecia, y en particular en Atenas, se encuentran en bastante mejor estado. Las columnas, de poco más de seis metros de altura y estriadas, terminan en capiteles dóricos.

Templo de Poseidón
Cabo Sounion
Cabo Sounion

En la actualidad es prácticamente indescifrable la escena del friso de la zona este del Templo del Poseidón, pero al parecer habría mostrado escenas de batalla entre los centauros y los lapitas.

Como decía, el estado ruinoso del templo, así como su sencillez, hace que en poco tiempo esté visitado, por lo que la recomendación sería acercarse al recinto arqueológico, como muy pronto, una hora antes de la puesta del sol (el recinto cierra pasada la puesta de sol), para disfrutar de uno de esos momentos que no se olvidan, con la luz cada vez más anaranjada incidiendo en el blanco mármol del Templo del Poseidón.

VISITA AL TEMPLO DE POSEIDÓN EN CABO SOUNION. DATOS PRÁCTICOS.

La entrada al Recinto del Templo de Poseidón cuesta  4 euros (2 euros por los estudiantes) y el horario de apertura es desde las 8 de la mañana (en invierno, desde las 9.30) hasta la puesta de sol. Aunque lo más fácil es contratar un tour de medio día desde Atenas, lo más barato es tomar uno de los varios autobuses de línea, que salen desde la Plaza Egyptou de Atenas, que aunque lentamente (tarda casi dos horas en recorrer menos de 70 kilómetros), te lleva hasta el recinto arqueológico del Cabo Sounion. El ticket (6.5 euros), se compra dentro del bus, cuando pasa el revisor (y no al conductor). Hay que darse prisa en subir al autobús de vuelta, pues suele salir justo después de la puesta de sol.

La visita al Cabo Sounion y el Templo del Poseidón, es sin duda, una de las visitas imprescindibles que hay que hacer en un viaje a Grecia. Es además, una fácil excursión de un día desde Atenas, la capital del país, una ciudad que tiene muchos puntos de interés y que os animo a conocer en este post.

IMG_0188
IMG_0177
IMG_0191

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE GRECIA CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

15 comentarios en “TEMPLO DE POSEIDÓN, CABO SOUNION, GRECIA. Y la puesta de sol más famosa de Grecia.

  1. M’encanta llegir les teves entrades, malgrat quasi bé no comento mai :( Gaudeixo quan expliques la història i els orígens d’ón heu estat. M’enriqueix moltíssim!
    Comentari a part es mereix la posta de sol al Temple de Posidó.
    Abraçades!

    • Gràcies pels teus comentaris i per la teva incondicionalitat, Mercè! Grècia és un país preciós, que es pero que s’en surti ben aviat. Els colors i llum d’aquest país no l’hem trobat a gaires destins!

    • Hola Òscar. Gràcies per passar-te per aquí. Veig que també vau agafar bon día i vau gaudir d’una espléndida posta de sol. Preciosa!!!

  2. Pues otro lugar a anotar, aunque últimamente he visto atardeceres espectaculares muy cerca de casa :-).

  3. Difícil decidir el atardecer más bonito :D de los lugares en los que he estado la que sigue encabezando la lista en mis recuerdos es mi ciudad :-o increible pero cierto…

  4. Me uno al club de quienes no han visitado Grecia aún, pero un atardecer como este me puede convencer.

  5. Bueno, la verdad es que animo a todos los “pecadores” a que visiten Grecia sin dudarlo un momento. Hace muchos años que acudo a este país constantemente (alrededor de un par de veces por año), tras haber viajado por más de cien países. En catalán tenemos una frase que dice “roda el món i torna al Born”, lo cual quiere decir aproximadamente que viajes por todo el mundo y que vuelvas a casa… Mi casa viajera es Grecia, sin duda alguna, pues fue uno de los primeros países que visité, hace 30 años y no he parado de volver, especialmente en los últimos diez o doce años. Todo es maravilloso en Grecia: la luz, el color, el mar, la comida, los paisajes, los pueblos y, sobre todo, su maravillosa gente. Todo es bonito en Grecia, pero aconsejo vivamente las islas, que son particularmente tranquilas y pintorescas (he estado en más de cincuenta, de las aproximadamente 170 que hay, dentro de las habitadas). La gente suele ir a las más famosas: Mýkonos, Santorini, Creta, Rodas… Y no digo que no valga la pena visitarlas pues son muy bonitas, pero la sensación de visitar una isla solitaria, aun en plena temporada alta, y bañarse en estas resplandecientes aguas griegas en solitario o simplemente pasear por esos pueblos con pocos o ningún turista, enriquece enormemente la experiencia. Bueno, como siempre que hablo de Grecia me emociono y no puedo parar, prefiero dejarlo aquí y solo hablar si alguien se interesa por ello especialmente. Un saludo a todos (especialment a tu, Jordi, per aquest bolog tan interessant que comparteixes amb tots nosaltres) y os animo a visitar la maravillosa Grecia. Además, los precios en general, sobre todo a la hora de comer, son bajísimos, y es el país más seguro de cuantos he visitado (en las islas, muchas veces la gente deja los coches abiertos y con la ventana abierta, en ocasiones incluso con cosas a la vista en el interior!).

    • Suscribo 100% tus palabras. Grecia es un país para saborear una y otra vez. La gente, los colorres, la luz. Hace ya varios años que la visitamos y no me importaría regresar y conocer alguna más de estos miles de islitas y volver a disfrutar de una gastronamía tmabién excepcional.
      Una abraçada Xavier!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>