SUBIR AL CRISTO REDENTOR DE CORCOVADO, RÍO DE JANEIRO. La vista urbana más bonita del mundo.

patrimonio humanidadSubir al Cristo Redentor de Corcovado es, probablemente, la visita estrella de Río de Janeiro. De todas las grandes ciudades del mundo, quizá sea Río de Janeiro la ciudad enclavada en un entorno natural más espectacular. Situada en la boca de la bahía de Guanabara y rodeada de varias decenas de picos graníticos, Río de Janeiro goza de una situación ciertamente espectacular como se puede comprobar desde las distintas atalayas que la ciudad presenta, la mayoría situadas en estos picos o, como los llaman los propios cariocas, morros.

Aunque las vistas desde, por ejemplo, la Vista Chinesa en el Parque Nacional Tijuca (Río de Janeiro es de las pocas ciudades en todo el mundo que dispone de un Parque Nacional en su mismo término municipal) o desde la Favela de Santa Marta son ciertamente espectaculares, probablemente las dos vistas panorámicas de Río de Janeiro más míticas son las que se pueden disfrutar desde el Pan de Azúcar y desde el Pico Corcovado.

Aprovechamos para subir al Cristo Redentor de Corcovado el primer día que hace bueno en Río de Janeiro. Aunque hay algunas nubes, hoy ha amanecido soleado y sin brumas, de manera que aprovechamos para subir al Cristo Redentor de Corcovado. Esta es una premisa importante cuando se visita Río de Janeiro. Subir al Cristo Redentor o al Pan de Azúcar en un día lluvioso o brumoso no tiene sentido alguno, de manera que, dada la naturaleza cambiante del clima de Río de Janeiro (hoy puede hacer un sol tremendo y mañana amanecer con el día lluvioso) no hay que perder la primera oportunidad que se dé, cambiando de planes si es necesario, para subir al Cristo Redentor.

Aunque hace un tiempo era posible subir en coche hasta la cima del pico, en la actualidad ya no lo es. De manera que para subir al Cristo de Corcovado debe optarse por una de las dos opciones existentes: subir con el añejo y romántico tren de Corcovado que parte de Cosme Velho o subir con una de las vans autorizadas que parten de distintos rincones de la ciudad (al menos, desde Copacabana, Cosme Velho y desde el Largo de Machado).

informacionPara llegar a estación del Tren de Corcovado debe tomarse un autobús urbano, puesto que el metro queda lejos. Desde el distrito centro puede tomarse el 180 o 184. Desde Ipanema o Copacabana, el autobús 583. Hay que tomar los buses en dirección Cosme Velho, que es donde está situada la estación de tren.

SUBIR AL CRISTO REDENTOR DE CORCOVADO EN TREN

Decido subir con el Tren de Corcovado, un precioso tren cremallera que, cada veinte minutos, penetra por la espesa floresta del Parque Nacional Tijuca para alcanzar la cima del Cerro Corcovado tras unos veinte minutos de vertiginoso ascenso. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que la limitada capacidad de los dos vagones de los que dispone el tren de Corcovado da lugar a que no sea lo más habitual llegar y besar el santo. En mi caso, me dieron hora para 1 hora y veinte minutos más tarde. El tiempo hasta la partida del tren se puede emplear en tomar un café o visitar el Museo Internacional de Arte Naif, que queda justo al lado de la propia estación, en Cosme Velho.

Tren de Corcovado

El Cristo Redentor es una obra descomunal. Con 30 metros de altura (a los que hay que sumar 8 metros más de pedestral), 30 metros de envergadura y 1145 toneladas de peso, el Cristo Redentor domina toda la ciudad de Río de Janeiro. Situado a 709 metros de altura sobre el nivel del mar en lo alto de uno de los más altos cerros que se encuentran en la ciudad, es posible visualizar el Cristo desde, prácticamente, toda la ciudad.

Sin embargo, pese a la espectacularidad de la estatua en sí mismo y pese que desde 2007 está incluida en la lista de las 7 nuevas maravillas del mundo (según un mediático concurso no avalado por la Unesco y que recibió bastantes más críticas que elogios), lo que realmente convierte la subida al Cristo Redentor de Corcovado en la visita estrella de Río de Janeiro, son las monumentales vistas de las que se puede disfrutar desde el cerro tanto de la Bahía de Guanabara como, en primer término, de buena parte de la Ciudad de Río de Janeiro.

Para ello habrá que luchar contra los centenares de turistas que hayan tenido la misma idea que nosotros. Pues, desde luego, si alguien ha pensado en una romántica y solitaria vista de Río de Janeiro desde del Cristo de Corcovado, no va a ser recompensado con sus deseos.

Cristo Redentor
Cristo de Corcovado

Los turistas buscan cualquier hueco para colocarse delante del Cristo y fotografiarse, brazos en cruz, con la estatua a sus espaldas, que dicho sea de paso, por la tarde tiene el sol de espaldas, hecho que desluce la fotografía. Pero la lucha sin cuartel se desencadena, sobretodo, al intentar llegar hasta el amplio mirador que permite disfrutar de una vista sin igual.

No hay que tener prisa, todo llega, y al final, quien más quien menos, puede situarse, ni que sea unos minutos, justo en el balcón para disfrutar de la vista más bonita del mundo que de un conjunto urbano se puede obtener.

Es un momento especialmente emocionante. De estos momentos que todo viajero espera con anhelo, como la visita a Angkor Wat, al Tah Mahal o a la Bahía de Halong. Los minutos parecen pasar rápido cuando sabes qué a tus espaldas, varias decenas de turistas esperan que dejes el mirador para disfrutar, también ellos, de tan privilegiada situación. Pero es momento, tras tirar las fotos que uno considera necesarias, de disfrutar de las vistas, sin más, intentando reconocer los distintos barrios, playas y monumentos de la ciudad. Al fondo, el escarpado Pan de Azúcar, parece querer competir en belleza con el Cristo Redentor de Corcovado, pero solo es necesario un poquito de paciencia y respirar hondo para ir descubriendo el estadio de Maracaná, la ensenada de Botafogo, la playa de Copacabana o la Laguna da Freitas, por ejemplo.

Cuando uno tiene suficiente es momento de dejar paso a los demás y volverse por donde ha llegado,  tomando el tren de regreso a la estación baja del Tren de Corcovado.

Las ENTRADAS para ver el Cristo Redentor se terminan pronto o hay que hacer mucha cola. Merece la pena tenerlas reservadas mediante una EXCURSIÓN ORGANIZADA EN ESPAÑOL. Esta es la que tiene MEJOR RELACIÓN CALIDAD-PRECIO y la MÁS RECOMENDADA en la red. Contrata la entrada en este enlace y no te quedes sin subir!

Sin duda, la visita subir al Cristo Redentor o Cristo de Corcovado es la visita más excitante que hacer en Río de Janeiro.

DONDE DORMIR EN RÍO DE JANEIRO

Las MEJORES ZONAS PARA DORMIR EN RÍO DE JANEIRO son las de Copacabana, Leblon e Ipanema, mucho más seguras por la noche.

HOTEL RIO JANEIROBEST WESTERN PLUS COPACABANA. Copacabana es la mejor zona donde alojarse en Río de Janeiro (la más segura y donde hay mejor ambiente). Y este hotel es toda una garantía, propia de todos los Best Western. Moderno, a 4 minutos de la playa y con un desayuno excelente. No os arriesguéis con el alojamiento d Río. Podéis ver los precios aquí.

Cristo Redentor
IMG_8049
IMG_8039

¿Quieres no complicarte la vida y CONTRATAR EL TRASLADO DESDE EL AEROPUERTO DE RÍO DE JANEIRO A TU HOTEL? Con este traslado, un conductor te vendrá a buscar al aeropuerto y te transportá de la forma más segura hasta tu hotel en el centro de la ciudad. Es el traslado mejor valorado por los turistas españoles. Podéis mirar en ESTE ENLACE, los precios y contratarlos.

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE BRASIL CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

13 comentarios en “SUBIR AL CRISTO REDENTOR DE CORCOVADO, RÍO DE JANEIRO. La vista urbana más bonita del mundo.

    • Dí! Jo crec Montse, que és una de les vistes més extraodinàries que hem vist mai. I la que hi ha des del Pan de Azúcar, igual!

  1. Qué razón Jordi en afirmar que subir al Corcovado es todo un momentazo que anhela cualquier viajero. El lugar es espectacular, más que el Cristo en sí, imagino que sería escogido maravilla por el entorno en el que se encuentra. Junto con Ciudad del Cabo la mejor vista urbana del mundo diría yo. Nosotros teníamos miedo sobretodo del tiempo pero finalmente nos acompañó! Un saludo!

    • Wow!!! Que ganas de poder disfrutar algún día de Ciudad del Cabo y de toda Sudáfrica. Desde luego, estos lugares míticos hay que visitarlos. Y en ello estamos. Igual que vosotros, que lleváis un currículum tremendo ya!

  2. De los artículos que te hemos leído en este pones pasión, parece que estamos a tu lado esperando el hueco para ver y perpetuar el momento. Enhorabuena y a seguir disfrutando de las maravillas de este mundo!,

    • Si, Olga! Cuando vas a un sitio mítico siempre tienes miedo a que te defraude. Allí no pasa,…pese a la hordas de turistas que tienes que sortear!

    • Es verdad, Cristina. Son lugares que cuando los ves por tv te dices “yo quiero estar allí algún día”!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>