GANTE. Que ver en Gante en un día. Visita a una de las ciudades más bonitas de Flandes.

patrimonio humanidad¿Que ver en Gante en 1 día? La ciudad de Gante no sólo es una de las ciudades más bonitas de Bélgica, sino que merece estar en cualquier lista de las ciudades más bonitas del mundo. Es por ello, que cualquier viaje a Bélgica, y en concreto, en Flandes, merece tener en la ciudad de Gante, como uno de los puntos imprescindibles que visitar.

Aunque la proximidad a Bruselas permite visitar Brujas y Gante el mismo día, lo ideal es dedicar un día entero a cada una de las dos monumentales ciudades flamencas. Hay suficientes monumentos que ver y visitar en Gante para dedicar una jornada entera a la ciudad natal del que fue el emperador Carlos V del Sacro Imperio  Romano Germánico  y Carlos I de España. Por desgracia, el Palacio de Prinsenhof, donde nació el futuro rey, no consta entre la lista de monumentos que visitar en Gante, pues fue posteriormente destruido.

QUE VER EN GANTE. VISITAR GANTE EN UN DÍA

IMG_1412

Lo más habitual es llegar a Gante en Tren. El tren Bruselas Gante es puntual y nos deja en poco más de media hora en la estación de Gent-Sint-Pieters. La estación no queda justo en el centro de la ciudad, por lo que para dirigirnos al centro histórico tenemos dos opciones: caminar una media hora de subida (no tiene pérdida, pero la calle, como digo, hace pendiente) o esperar uno de los diversos autobuses que se dirigen a la zona monumental.

Como no tenemos prisa, vamos haciendo camino poco a poco, y en poco más de media hora llegamos a la iglesia de San Nicolás, que se encuentra nada menos que en la Cataloniestraat, es decir, la Calle Cataluña. Probablemente, esta calle sea la más importante de toda la ciudad y la que tiene más monumentos que ver en Gante. La calle, que comienza con el Puente de San Miguel y que va adoptando diversos nombres, como Cataloniestraat, Emile Braunplein, Sint-Baafsplein o Limburgstraat, nos llevará sucesivamente a la Iglesia de San Nicolás, la Torre Campanario o Belfort y la Catedral de San Bavon. La perspectiva desde varios puntos de esta calle es excelsa, con los diversos templos y sus torres alineadas.

La iglesia de San Nicolás que encontramos actualmente reemplazó otra iglesia, románica, que se quemó el 1176. El precioso y robusto templo que podemos ver actualmente es de principios del siglo XII y de estilo gótico, pero ha sufrido varias reformas que lo han llevado hasta el aspecto actual, majestuoso, donde destaca su torre central y donde nos llama la atención los chapiteles que encontramos en cada una de las pequeñas torres de las diversas fachadas del edificio. Los diversos gremios de la ciudad adornaron el templo con las capillas que se hicieron construir dentro del templo.

Ni cien metros separan la iglesia de San Nicolás de la Torre Campanario de Gante o Belfort de Gante, otro de los edificios que hay que ver en Gante y que forma parte del Patrimonio de la Humanidad, junto con otros campanarios franceses o belgas (como el de Brujas, o el de San Pedro de Lovaina, por ejemplo).

El extraordinario campanario se levanta hasta los 91 metros de altura y es uno de los más altos del mundo. Era habitual que las ciudades flamencas tuvieran un campanario municipal apartado de las funciones religiosas, es decir, que no tenía nada que ver con la iglesia. Estas torres eran las encargadas de dar los avisos civiles a la población (como por ejemplo, avisar de los posibles ataques de los ejércitos enemigos durante las guerras), mientras que los campanarios de las iglesias y catedrales eran los encargados de dar los avisos religiosos. Se trata de un precioso edificio del siglo XIV que tardó casi sesenta años en completarse.

Unos metros más allá, encontramos la preciosa plaza llamada Sint-Baafsplein, donde encontramos el teatro NTGent o Nederlands Theather Gent, del que sólo podemos conocer su bonita fachada, que data de finales del siglo XIX.

IMG_1443
IMG_1355
IMG_1358
IMG_1396
IMG_1354

CATEDRAL DE SAN BAVON DE GANTE

IMG_1356

Pero el edificio más imponente de la plaza es, claro está, la Catedral de San Bavon, que es el tercer edificio del triunvirato que forma junto con el Belfort y la Iglesia de San Nicolás, y que hacen de esta calle, una las más espectaculares de Europa.

La Catedral de San Bavon es también un edificio gótico que data del siglo XIV en adelante. Con todo, el edificio fue la ampliación de un anterior templo románico. Lo más espectacular es, sin duda, su campanario que queda situado en la fachada occidental del edificio, que da precisamente a la Sint-Baafsplein o Plaza de San Bavon. Al igual que la torre del Belfort y la de la iglesia de San Nicolás, se trata de una torre maciza, imponente.

Dentro de la catedral disfrutamos de un montón de enormes obras artísticas realizadas en varios estilos según la época a la que pertenecen. La cripta es románica; el altar mayor, barroco; el precioso púlpito de roble y mármol, rococó. Y además, encontramos varias obras de arte de algunos de los más destacados pintores flamencos de la época dorada de esta pintura, como por ejemplo, de Rubens. Con todo, hay una obra que sobresale por encima de las otras y que hacen de la Catedral de San Bavon un auténtico lugar de peregrinaje para los amantes del arte. Hablamos de la pintura Adoración del Cordero Místico, de Van Eyck.

IMG_1360
IMG_1368
IMG_1399
IMG_1394

Visitada la Catedral de San Bavon seguimos nuestra visita a la ciudad. Hay muchos edificios que visitar en Gante y decidimos hacer una ruta en sentido contrario al de las agujas del reloj que nos llevará seguidamente y por este orden,  al Ayuntamiento, a la Lonja de la Carne y al Palacio de los Condes de Gante, antes de volver a la Iglesia de San Nicolás, pasando por los preciosos muelles de Gante, en las calles Graslei y Korenlei.

EL AYUNTAMIENTO DE GANTE

IMG_1405

El ayuntamiento de Gante o Stadhuis es otro de los extraordinarios ayuntamientos góticos que encontramos en Flandes (no se pierdan el de Lovaina, el más bonito). El ayuntamiento de Gante hace esquina y curiosamente, las dos fachadas tienen estilos diferentes. La que más nos gusta, sin duda, es la que da a la calle Hoogpoort, de un recargado gótico flamígero, que recuerda en cierto modo al de Lovaina. En esta fachada se encuentran un buen reguero de esculturas y galerías, así como unos bonitos y recargados ventanales. Data del siglo XVI.

En cambio, la fachada de la calle Botermarkt es de estilo renacentista y data del siglo XVII. El edificio del ayuntamiento se puede visitar por dentro, pero los horarios son limitados y no coinciden con nuestro recorrido, por lo que renunciamos a la visita de su interior y nos dirigimos hacia otro de los insignes edificios que ver en Gante: el Castillo del Condes de Flandes.

Antes, un edificio nos llama la atención: la Lonja de la Carne. Se trata de una construcción del siglo XV, de fachada alargada y construida en piedra vista. Se trataba, tal y como dice su nombre, de un mercado de carne, pues en aquella época, se decidió centralizar la venta de la carne, a fin de supervisar su frescura. Ahora mismo, la Lonja de la Carne funciona como Centro de Promoción y Degustación de los productos gastronómicos de Flandes Oriental. En su interior destaca el techo de madera, del que cuelgan una buena cantidad de jamones.

Ahora sí, es hora de atravesar el puente sobre el canal Leie que nos lleva hasta Sint Veerleplein, la bonita plaza dominada por un castillo imponente, uno de los más extraordinarios castillos urbanos que se pueden encontrar en toda Europa y sin duda el edificio más importante que visitar en Gante: el Castillo de los Condes de Flandes.

IMG_1403
IMG_1428

EL CASTILLO DE LOS CONDES DE FLANDES

IMG_1436

El Castillo de los Condes de Flandes o Gravensteen es el fiel reflejo de lo que debe ser un castillo medieval de película, con sus murallas almenadas, sus torreones y su torre del homenaje. El foso que lo rodea es la guinda que culmina el pastel. Parece mentira, que en medio de la ciudad se pueda encontrar un castillo de tan bonita estampa.

El castillo primitivo, edificado básicamente utilizando la madera como material de construcción, habría sido una obra de tiempos de Balduino I, a mediados del siglo IX. En las ampliaciones posteriores, de los siglos XI y XII, ya se utilizó la piedra, que es el material predominante en el castillo que nos ha llegado a nuestros días. De hecho, el castillo que disfrutamos actualmente habría tomado la forma actual durante el condado de Felipe de Alsacia, en la segunda mitad del siglo XII.

Aunque el castillo se relaciona a menudo con la figura de Carlos I (V de España), vale decir, que el Emperador del Sacro Imperio, natural de Gante, no nació en el castillo, pues en aquella época, los condes habían trasladado su residencia en el conocido como Prinsenhof, palacio que se consideraba más lujoso que el envejecido castillo medieval.

Con todo, el Castillo siguió siendo utilizado como Consejo de Flandes, es decir, la sede del gobierno del reino de España en cuanto a las provincias de Flandes, función que se mantuvo hasta la segunda mitad del siglo XVIII , cuando el Castillo de los Condes de Flandes fue vendido a unos particulares. Antes, el castillo había hecho también funciones de prisión y de casa de la moneda.

Por suerte, el municipio de Gante y su región recuperaron la titularidad del castillo a finales del siglo XIX y después de varias restauraciones que le hizo recuperar el aspecto original, llega a nuestros días tal como lo vemos, convertido en el símbolo más importante de la ciudad y uno de los más extraordinarios de todo Flandes. Todo el mundo que viaje a Flandes tiene que ver en Gante, el precioso Castillo de los Condes de Flandes.

Se pueden visitar varias estancias del castillo. Algunas de ellas recrean la vida en la corte de Flandes, mientras otros están adecuadas como salas donde se exponen diversas colecciones, como las de armas y como las de utensilios empleados para la tortura. También es imprescindible subir a la torre del homenaje desde donde se puede disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad de Gante.

El Castillo se encuentra justo en frente de la pequeña, pero hermosa plaza Sint-Veerleplein, repleta de cafés donde poder hacer un descanso y con una buena cantidad de edificios con varias centurias a sus espaldas. A destacar el antiguo edificio del Mercado o la Lonja del pescado, que hace esquina, y donde destaca la escultura del Neptuno con dos caballos acuáticos. Actualmente, este edificio está renovado y es la sede de una de las Oficinas de Turismo de la Ciudad.

En medio de la Sint-Veerleplein encontramos una columna coronada por la estatua de un león. Esta plaza, en época medieval era la sede de las ejecuciones públicas, que se realizaban precisamente a los pies de la columna.

IMG_1435
IMG_1429
IMG_1432
IMG_1438

LOS MUELLES DE GANTE: CALLES DE GRASLEI Y KORENLEI

Visitado el Castillo del Condes de Flandes y la plaza, cruzamos el puente sobre el canal para dirigirnos hacia la zona de las calles Graslei y Korenlei, dos de los más pintorescos de la ciudad y que quedan a ambos lados del canal Leie.

Es esta la zona que correspondía a los antiguos muelles de la ciudad de Gante. Hay que tener en cuenta, que tal y como vimos en Brujas, el comercio tenía vital importancia en el devenir de la ciudad, por lo que la construcción de estos canales que llegaban hasta el mismo centro histórico de la ciudad de Gante, supuso un avance muy importante para la urbe medieval, propiciando una fluida llegada de materia prima, así como la exportación de los productos manufacturados.

Los diversos edificios que vemos a ambos lados del canal eran las distintas casas gremiales de los siglos XV en adelante y son una de las estampas más bellas de la ciudad. Podríamos decir que esta es una de las zonas más agradables para pasear en la ciudad de Gante, pero la verdad es que toda la ciudad es un encanto y sobre todo, si se visita en un día soleado.

Llegamos hasta el final de la calle Korenlei, admirando el Graslei, que queda delante, en la otra orilla, hasta que llegamos al Puente de San Miguel, desde donde la vista tanto hacia los canales como hacia la calle principal de Cataloniestraat es preciosa.

Con esto completamos la visita del centro histórico de Gante, que hemos realizado con este recorrido circular y que nos ha llevado a ver lo más bonito de Gante, una urbe  imprescindible, y sin duda, una de las ciudades más bonitas de Europa, como describimos en este post.

IMG_1418
IMG_1416
IMG_1415
IMG_1422

Y si queréis conocer otra visión sobre Gante os recomiendo el post de Carmen Ormaza en su blog De Viaje y Rutas.

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE BÉLGICA CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

14 comentarios en “GANTE. Que ver en Gante en un día. Visita a una de las ciudades más bonitas de Flandes.

  1. Ostras muy bonita! Yo (Robert) estuve en dos ocasiones hace tiempo en Bélgica y sí que visitamos Brujas pero no Gante. Ahora años después siempre me ha parecido pecado no haberme acercado… jeje. Un saludo

  2. Aquesta part de Flandes em va sorprendre molt. Moltes vegades em pregunten si em va agradar més Brugges o Gant i la veritat que és molt difícil escollir perquè considero que les dues ciutats mereixen molt la pena.
    Tot i que he estat tres vegades a Bèlgica i és un país bastant petit, em queden moltes coses per conèixer, com per exemple Lovaina.

    Una abraçada

    • A mi em queda Amberes, M.Teresa, o sigui que estic segur que tard o d’hora hi tornaré. A més, em valta conèixer Valònia, que no he tingut encara la oportunitat d’anar-hi.

  3. Les ciutats flamenques són molt perilloses, perquè pots agafar fàcilment el síndrome “d’Stendhal” ;) . Molt d’acord amb que tant Bruges com Gant mereixen 1 dia cadascuna. Salutacions

    • Es veritat, a més es tracta de ciutat a escala humana, molt agradables per passejar. Vosaltres també vau fer una bona ruta per la zona, ja veig que en vau gaudir de debò!

    • Y no te va a decepcionar, Iciar. Una ciudad preciosa, como todo Flandes. A mi se me escapó Amberes, o sea, que tengo una deuda pendiente.

  4. Hace un par de semanas estuvimos por allí y decidimos dedicar un día a visitar Brujas y Gante. Sin duda, creo que fue una buena decisión. Nos encantó. Además, la poca cantidad de turistas que hay en Gante, hace que sea una visita muy tranquila y recomendable. Aunque como bien dices, un día para estos dos lugares, sabe a poco… seguro que algún día volveremos :) Un saludo!!

    • Si, son ciudades medianas, donde siempre te queda algo por ver, pero la verdad es que con un día entero le puede echar un buen vistazo. Un abrazo chicos!

  5. Hace un par de semanas, estuvimos allí. Dedicamos un día para ver Brujas y Gante y sin duda, fue una buena decisión. Nos encantó! Además la poca cantidad de turistas que hay en Gante, hace que sea una ciudad muy recomendable para visitar. Lo malo que como bien dices, un día nos supo a poco para ver las dos ciudades. Algún día, sin duda, volveremos..:) Un saludo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>