CRIPTA DE LA COLONIA GÜELL Y COLONIA GÜELL. Un modelo para las colonias fabriles del siglo XIX.

patrimonio humanidadLa Cripta de la Colonia Güell o Cripta Güell, de Gaudí, que se encuentra en la localidad de Santa Coloma de Cervelló, es otro de los bienes declarados Patrimonio de la Humanidad dentro de las numerosas obras de Gaudí que están bajo el auspicio de la Unesco. Es por ello, y por su cercanía a Barcelona, así como por su facilidad para ser visitada (la Cripta Güell tiene su propia parada de tren a escasos metros), que resulta una preciosa  visita de un día desde Barcelona.

Pero la Cripta de la Colonia Güell, del genial Gaudí, no es lo único a destacar en este emplazamiento, pues la Colonia Güell en sí misma, es un auténtico tesoro patrimonial que se remonta a una época de vital importancia en el desarrollo industrial catalán.

LA COLONIA GÜELL, COMO GÉNESIS DE LA CRIPTA GÜELL. ¿QUE ERA?

Les colonias fabriles, entre ellas la Colonia Güell de Santa Coloma de Cervelló, fueron una serie de conjuntos arquitectónicos dedicados a la implantación del método industrial en cuanto, generalmente, a la fabricación de tejidos.

Para ello, el patrón de la colonia, construía una auténtica ciudad, donde no solo se encontraba la fábrica en sí mismo, sino también, las viviendas para los obreros y sus familiares, las escuelas para los hijos de los trabajadores, los economatos, y muy a menudo, los servicios médicos e incluso, espacios para el entretenimiento de los propios obreros, en los escasísimos días libres de los que disponían.

La Colonia Güell, como muchas de estas colonias que se encuentran a lo largo del trayecto de Río Llobregat, aparece a finales del siglo XIX. En concreto, en 1890.

En este caso, el patrón de la Colonia Güell fue ni más ni menos, que uno de los industriales más amante de las nuevas tendencias arquitectónicas que aparecen en la Europa de entre siglos. Estamos hablando de Eusebi Güell, que además de empresario, fue un reputado político (regidor del ayuntamiento de Barcelona, diputado provincial y presidente de la Lliga Catalanista) y que es conocido como el más grande de los mecenas del genial Antoni Gaudí, a quien le encargaría, entre otros proyectos, la Cripta de la Colonia Güell (en realidad toda la iglesia) e incluso su residencia de Barcelona, el Palau Güell, en las Ramblas de la ciudad condal. 

IMG_4534

Eusebi Guell, confió en su hombre de confianza, Ferran Alsina, también político de importante reputación, como director de la Colonia Güell, siendo este quien diseñó el recinto industrial de la Colonia Güell, e impulsó los nuevos sistemas con el fin de aumentar la productividad de la colonia, siguiendo los métodos importados de Inglaterra, auténtica meca del desarrollo industrial.

Hay que tener en cuenta, que las colonias fabriles, y la Colonia Güell es un claro exponente de ello, funcionaban como un mundo relativamente aislado del resto. El jefe de la colonia, actuaba, en cierta manera, como alcalde del pequeño pueblo e incluso como juez de paz de la colonia. Parte de los obreros de la Colonia Güell procedían de las comarcas campesinas, y veían en la colonia, una verdadera oportunidad para prosperar, pues en ella se les solía ofrecer vivienda gratuita, espaciosa y en muy buen estado para la época (incluyendo su mantenimiento), así como escolarización para los hijos (en una época donde ésta no era universal) e incluso sanidad gratuita (por ejemplo, la Colonia Güell tenía su propio médico que residía en el complejo). Se trataba de un método en cierta manera paternalista, que pese a contar con unas condiciones laborales que aunque ahora puedan parecer cercanas a la esclavización (con jornadas laborales que llegaron a ser de hasta 12 horas), suponían una paso más cara a la prosperidad de una sociedad agraria. En este sentido, Güell y la dirección de la Colonia Güell crean un entorno amable y favorable en beneficio de mantener la paz social así como una buena productividad, fin último, claro está, del empresario. Es en este contexto, donde debemos entender que la Colonia Güell, que ciertamente en este sentido estaba más avanzada que otras colonias fabriles, contaba con escolarización de calidad gratuita (lo que favorecía el trabajo femenino en las fábricas), con sanidad gratuita y en la propia colonia (que reducía el absentismo laboral) o con espacios para el ocio, como un Ateneo que funcionaba como lugar de recreo, pero también como sede para grupos corales o bailes.

informacionSi no se dispone de coche particular, la manera más fácil de visitar la Cripta Güell de la Colonia Güell es utilizando los servicios de los Ferrocarrils de la Generalitat. Poco más de 20 minutos unen las estaciones de Plaza de España, en Barcelona, con Colonia Güell, a escasos metros de la Cripta Güell.

LA COLONIA GÜELL COMO MODELO ARQUITECTÓNICO

La Colonia Güell supone una cierta revolución en el modelo arquitectónico de las colonias fabriles, pues su patrón, Eusebi Güell, auténtico mecenas del arte catalán, confía en algunos de los más reputados arquitectos (y no hablo solamente de Gaudí, autor de la cripta de la Colonia Güell) para diseñar el complejo.

La Colonia Güell tiene forma de L. En el vértice de esta L, encontramos Ca l’Ordal, un precioso conjunto de viviendas diseñadas a modo de Masía, la vivienda campestre tradicional catalana. Ca l’Ordal fecha de 1894 y es obra de Joan Rubió y Bellver. Es aquí  donde llegaba el camino de acceso a la colonia. En los extremos de la L, encontramos dos de los edificios de mayor importancia, también a nivel ideológico, de la Colonia Güell: la iglesia (la Cripta de la Colonia Güell es posterior a esta primera época constructiva) y la escuela. Hay que tener en cuenta que Eusebi Güell era un hombre de profundas convicciones religiosas y además, muy catalanista. La Colonia Güell se utiliza así, no solo como modelo productivo, si no como formativo en la moral que Güell consideraba adecuada, tanto en lo religioso como en lo político. La parte dedicada al recreo (el Ateneo) se encuentra en la plaza principal del eje mayor de la L, en lo que ahora se conoce como Plaza Joan Güell. En este eje mayor podemos observar algunos de los edificios más interesantes de la Colonia Güell, como el propio Ateneo, la vivienda del Maestro (junto a la escuela, una preciosa construcción de Francesc Berenguer) o Ca l’Espinal, la vivienda más lujosa, obra de Rubió i Bellver, y que era la que usaba el encargado de la Colonia Güell. Esta vivienda destaca por su precioso mirador en forma de pequeña torre medieval, por sus celosías, así como por el juego de cenefas en la fachada. Más modesta, y adosada a Ca l’Espinal, encontramos la antigua casa del médico. Tanto Rubió i Bellver como Berenguer i Mestres, están bajo la influencia del estilo modernista, utilizando el ladrillo como elemento constructivo primordial (pero también decorativo) pero a su vez, adoptado elementos neogóticos o neomudéjares, tan típicos del estilo modernista, que se inspiró en tan diversas fuentes.

Una característica importante del modelo arquitectónico de la Colonia Güell, es que la parte industrial queda separada de la parte residencial por una amplia zona verde.

Colonia Güell
Obras de Gaudí
Colonia Güell

LA CRIPTA DE LA COLONIA GÜELL, OBRA DE GAUDÍ.

cripta de la colonia GüellLa Cripta de la Colonia Güell es el elemento más importante de toda la colonia, había cuenta que su diseñador fue, ni más ni menos, que el más importante de los arquitectos modernistas catalanes, Antonio Gaudí.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que Gaudí se incorpora al proyecto de la Colonia Güell cuando esta ya funcionaba a pleno rendimiento. Esto es así, hasta el punto que la primera iglesia de la Colonia Güell se había quedado en aquel momento pequeña, y Güell, patrón de la Colonia, pero también enorme mecenas artístico, confía en su autor fetiche y amigo, Antoni Gaudí, para la realización de una nueva iglesia.

Gaudí, tras años de vicisitudes varias no terminará el proyecto entero si no, solamente la Cripta de Colonia Güell, que en realidad es únicamente el primer piso de los  dos que debía tener la iglesia. En este sentido, el proyecto diseñado por Gaudí tiene cierta semejanza con la preciosa Sainte Chapelle de París.

El encargo de la iglesia le llega a Gaudí en el año 1898 y no es hasta al cabo de 10 años, en 1908 cuando se realiza la colocación de la primera piedra.

Gaudí diseña el proyecto utilizando una revolucionaria técnica para el cálculo de estructuras: la maqueta esteteostática o polifunicular. Como explicaba, el proyecto inicial, inacabado a la postre, comprendía la construcción de una doble iglesia. La inferior, que finalmente seria la Cripta Güell de la Colonia Güell y la superior, que debía culminarse con un cimborio central a 40 metros de altura. Pese a que en 1915 el templo es bendecido, la nave superior nunca se llevará a cabo. Además, Gaudí abandonó el proyecto un año antes, en 1914, aunque las razones son desconocidas.

informacionAdemás de visitar la Colonia Güell y la Cripta de la Colonia Güell, vale la pena visitar la exposición del Centro de Visitantes, donde se explica el contexto histórico, económico y político en el que se construyó la Colonia Güell, así como las técnicas utilizadas por Gaudí para diseñar la Cripta Güell.

Gaudí utiliza para el diseño y construcción de la Cripta Güell una variopinta cantidad de materiales bien poco comunes hasta la fecha, como el ladrillo recocido, el basalto o la escoria (material de desecho procedente de las fundiciones). Desde luego, también utiliza la característica cerámica vidriada, el hierro o el ladrillo común, ya habituales en muchas de las obras modernistas de la época, como podemos ver en el Hospital de Sant Pau de Barcelona o en la Casa Coll i Regàs de Mataro. Así, en la Cripta Güell podemos observar gran parte de las técnicas constructivas y materiales utilizados en las posteriores obras de Gaudí.

Cuando visitamos la Cripta de la Colonia Güell y tras disfrutar de un precioso porche de entrada (no hay que perderse el bonito mosaico que se encuentra sobre el portal, realizado a base de vidrio y cerámica) nos llama la atención su original planta. Se trata de una planta de tres naves, pero dispuestas de forma concéntrica, dentro de un espacio oval más bien irregular. Esta disposición de consigue gracias a la colocación de cuatro columnas basálticas centrales, así como gracias a una serie de columnas más excéntricas construidas a base de ladrillo y piedra.

cripta de la colonia Güell
cripta de la colonia Güell
cripta de la colonia Güell

colonia güellinformacionLA COLONIA GÜELL. Imágenes. Editorial Triangle Books. Un pequeño libro que nos propone un recorrido fotográfico no solo por la Cripta Güell si no por toda la Colonia Güell. Las espléndidas fotografías se acompañan de un breve texto que nos acerca al contexto histórico de la Colonia Güell.
El libro supone un buen recuerdo que llevarse a casa tras esta bonita visita a la Colonia Güell.

El peso de la Cripta Güell no está soportado por arbotantes y contrafuertes, si no que son las propias columnas, y en particular las cuatro columnas basálticas, quienes lo soportan. Por ello, estas columnas adoptan una disposición inclinada, francamente sorprendente. Y además, un conjunto de nervios de ladrillo parte de dichas columnas con el fin de distribuir el peso hacia el exterior.

Gaudí era un gran conocedor de las artes aplicadas y de ello se beneficia la Cripta Güell de la Colonia Güell. En este sentido, debemos destacar el mobiliario, diseñado también por el propio arquitecto. En este sentido destacan, sobremanera, los preciosos bancos con reclinatorio colocados de forma circular alrededor del altar mayor o las vidrieras con diseños florales.

La visita de la Colonia Güell, y en particular la de la Cripta Güell, obra de Gaudí, supone una de las mejores visitas de un día que se pueden realizar desde Barcelona.

IMG_4532
cripta de la colonia Güell
IMG_4528
IMG_4524

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE LA RUTA DEL MODERNISMO CLICA AQUÍ
SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE ESCAPADAS POR CATALUNYA CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

 

10 comentarios en “CRIPTA DE LA COLONIA GÜELL Y COLONIA GÜELL. Un modelo para las colonias fabriles del siglo XIX.

  1. Cada obra de Gaudí me deja sin aliento y esta no es la excepción. Increíble la interpretación de Gaudí de la naturaleza, la arquitectura y la ciudad, y como estos elementos pueden consertirse en uno a través de la construcción.

    Gracias por compartirlo. Saludos!

  2. Me gusta mucho cuando compartes lugares como este de Cataluña, interesantes aunque quizás menos conocidos de lo que deberían ser ,y que ofrezcas información tan detallada.

    • Así es Mauxi. Vale mucho la pena y además, es una visita muy relajada en comparación a otros sitios, obra del propio Gaudí, mucho más masificados.

  3. Me resulta increíble no conocer, ni de oídas, lugares como éste. Desafortunadamente hay cierto patrimonio cultural en España que permanece un poco olvidado a la hora de promocionarlo turísticamente. Menos mal que salimos los bloggers en su ayuda jeje Un abrazo y gracias por descubrirme este lugar!

    • Pues tienes toda la razón Sandra. Yo vivo a 30 kilómetros y he tardado 41 años en acercarme allí. Y eso que forma parte del Patrimonio de la Humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>