DAVIT GAREJA, GEORGIA. Visita a los Monasterios de Lavra y Udabno.

La que nos lleva hasta el Monasterio de Davit Gareja, ya en la frontera con Azerbadjan, es una de las excursiones más interesantes para hacer desde Tbilisi, la capital de Georgia. Es este un territorio semidesértico donde se establecieron los primeros cristianos que llegaron a Georgia para evangelizar el país.

QUIÉN FUE DAVIT GAREJA Y BREVE HISTORIA DEL MONASTERIO

Davit Gareja (a veces escrito como David Gareji) fue uno de los conocidos como Trece Padres Asirios que llegaron a Georgia desde Oriente Medio para difundir el cristianismo. Junto a su discípulo, Lukiane, fundó los monasterios de este lugar. Sorpendre que escogiera una tierra tan poca agradecida, de pluviosidad muy limitada y donde vivir no es nada fácil, y además, donde tenían el resto de civilización (la que venían a evangelizar), tan lejos.

Aunque los primeros monasterios fueron fundados en el siglo VI, la actividad monástica fue creciendo, llegando a la época de máximo esplendor hacia el siglo X. Los monasterios de Davit Gareja fueron saqueados durante el siglo XIII por los mongoles, pero esto no fue inconveniente para que se mantuviera la vida monástica hasta que en el siglo XVII, el Sha Abbas manda asesinar hasta 6000 monjes, en una mezcla de genocidio y limpieza étnica y cultural. En total, los persas acabaron con la vida de 70.000 personas y deportaron a más de 100.000.

IMG_0101
IMG_0106

VISITA AL MONASTERIO DE DAVID GAREJA

IMG_0108

Actualmente, el Monasterio de Davit Gareja está bien vivo. Esto lo vemos nada más llegar, cuando lo primero que encontramos es lo que se conoce como Monasterio Lavra, que actualmente, tras la caída de la Unión Soviética, ha vuelto a ser un monasterio habitado, gracias a una pequeña comunidad que reúne a unos 10 monjes ortodoxos georgianos . El monasterio, distribuido alrededor de un patio central está construido parcialmente esculpido sobre la misma roca, donde los monjes tienen sus celdas. Estamos un buen rato dando una vuelta por las dependencias que son accesibles, entre ellas una pequeña iglesia que contiene las tumbas de David Gareja y de Lukiano. En cualquier caso, se trata de un recinto más bien pequeño, de manera que en poco más de media hora está visto.

Lo siguiente que hay que visitar es el Monasterio De Udabno. En este caso se trata de una serie de cuevas, utilizadas desde el siglo VI por los primeros fundadores, como celdas para los mismos eremitas o como capillas. Hay una docena de capillas y algunas de ellas, aun mantienen su pintura original. El complejo monástico recuerda un poco a algunos de los que vimos en la Capadocia, aunque el estado de conservación es peor. Para llegar a esta zona del Monasterio ee Udabno debemos tomar un sendero que sale de la pequeña tienda regentada por uno de los monjes. El camino, que a ratos es un pedregal nada fácil de subir, nos lleva en poco más de media hora hacia la zona fronteriza con Azerbadjan. Antes, habremos pasado por delante de una torre de vigilancia del siglo XVII. Cuando se llega a la cima, hay que desviarse un poco, para encontrar todas las celdas y capillas esculpidas en las rocas. Si se sigue recto, en lugar de pasar por este desvío, se llega hasta la Capilla de la Resurrección, de piedra y con cubierta de teja (y que recuerda las ermitas que se encuentran en Cataluña). Es lo que nos pasó a nosotros, de modo que tuvimos que deshacer el camino para encontrar el Monasterio de Udabno.

Desde la Capilla de la Resurrección se puede volver al Lavra deshaciendo el camino realizado o por un camino alternativo, bien señalizado, a través del campo.

Hay que comentar que ni en el Monasterio Lavra ni en el de Udabno hay posibilidad de comprar agua ni abrevar en ninguna fuente. Por ello, vale la pena comprarla antes de llegar al complejo. Imprescindible si hace la ruta en verano, como ha sido nuestro caso, a 35 grados de temperatura y sin ninguna sombra donde esconderse durante unas tres horas.

IMG_0110
IMG_0118

COMO LLEGAR A DAVIT GAREJA

Aunque el monasterio se encuentra a sólo unos 70 kilómetros de Tiflis, el traslado en transporte público es bastante deficiente. Hay que decir, además, que la carretera hasta Sagarejo es bastante buena, pero desde esta población, todavía quedan unos 30 kilómetros no asfaltados y en bastante mal estado.

Lo más económico es tomar el bus llamado Gareji Line, que sale cada día a las 11 de la mañana desde la Freedom Square de Tbilisi. 2 horas de ida, 3 en el monasterio y 3 de vuelta (para una hora para comer en un pequeño restaurante regentado por polacos). El coste está muy ajustado: 25 laris, ida y vuelta (2014). No es necesario reservar, según nos dijeron (y según comprovamos). Nosotros fuimos con Gareji Line. Como había más gente esperando para subir a la buseta de los que cabían en ella, hicieron venir un segundo minibus, e incluso un coche.

Otras posibilidades son alquilar un taxi desde Tbilisi o ir hasta Sagarejo en bus, y desde allí, alquilar un taxi.

IMG_0132
IMG_0136
IMG_0142
IMG_0147
IMG_0138
IMG_0151

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE GEORGIA CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

2 comentarios en “DAVIT GAREJA, GEORGIA. Visita a los Monasterios de Lavra y Udabno.

    • Pues no recuerdo que fueran carreteras de curvas (como las de Nagorno-Karabagh, por ejemplo). Lo que sí que me suena es que el último tramo no estaba asfaltado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>