LAMANAI. El Cocodrilo sumergido del Belice maya

Uno de los lugares turísticos de Belice más importantes son la ruinas mayas de Lamanai, un lugar que teníamos grabado a fuego cuando decidimos que viajar a Belice formaría parte de nuestro viaje de primavera a centroamérica.

El antiguo Imperio Maya abarcaba un vastísimo territorio que actualmente está integrado en cinco estados: México, Guatemala, Belice, El Salvador y Honduras.

Sin embargo, desafortunadamente la mayoría de los viajeros que llegan a Belice no lo hacen para conocer el esplendor que la cultura maya legó al país y sus sitios arqueológicos, si no para disfrutar de los Cayos de Belice, es decir, de sus preciosas islas, rodeadas de la segunda barrera de coral más grande del mundo, que sin duda son otro de los atractivos turísticos de Belice.

Y es una auténtica pena, porque las ruinas mayas en Belice, como por ejemplo Caracol, una de las ciudades mayas más grandes que nunca existieron y que es otro de los sitios turísticos de Belice, deberían de ser excusa suficiente para que Belice formara parte de los planes de muchos viajeros. Sin embargo, el turismo en Belice parece que se va abriendo paso, de manera que en los últimos años, tanto las ruinas mayas de Belice como las estancias o tours a los cayos de Belice, que suelen estar muy bien comunicados con Belice capital, y que podríamos decir que son los dos puntales del turismo en Belice, empiezan a formar parte de muchos itinerarios viajeros por esta parte de mundo.

Nosotros decidimos visitar el recinto de Lamanai, que en lengua maya significa Cocodrilo Sumergido y que está situado en el distrito de Orange Walk. El viaje en sí, ya es una aventura. No es fácil encontrar tours organizados en Belice y los que hay, a menudo son caros. Además, para llegar a Lamanai, hay que tomar una combinación de autobús y lancha rápida, que tiene unos horarios muy concretos y reducidos. La experiencia, sin embargo, vale la pena, sobretodo, si ya has disfrutado de unos días en las extraordinarios cayos de Belice (clica aquí para el enllace).

COMO LLEGAR A LAMANAI, UNO DE LOS SITIOS ARQUELÓGICOS MÁS IMPORTANTES DE BELICE

Encontramos algún tour organizado, especialmente preparado por los clientes de los cruceros que en temporada alta llegan a Belice, y que suelen hacer alguna visita relámpago a alguno de los lugares turísticos de Belice. El coste era de unos 110 USD por persona y se podía contratar en el Tourism Village, que está justo donde se encuentra el puerto de cruceros.

Como nos pareció un poco caro, decidimos hacer la excursión por libre, aunque no teníamos nada claro que la pudiéramos llevar a cabo sin dificultad, ya que a menudo los sitios arqueológicos de Belice no suelen tener comunicación directa con Belice capital, fruto sin duda de que el turismo en Belice está todavía envías de desarrollo.

Primero de todo hay que tomar un autobús en dirección Orange Walk, capital del distrito homónimo. Los buses salen cada media hora desde la estación de autobuses de Belice. Tarda más de una hora y media para recorrer los 90 kilómetros que separan las dos ciudades. Pero cuidado, no hay que bajar en Orange Walk, pues los embarcaderos desde donde salen las lanchas que van a Lamanai están situadas unos cuantos kilómetros antes de llegar a la ciudad. A ambos lados de la Northern Highway los podrá ver, por lo que debe estar atento, o si no, decirle al conductor que le avise. El precio del autobús fue de 5 Dólares de Belice, es decir 2.5 USD.

Preguntamos a dos empresas que había y las dos nos dijeron que la lancha salía hacia las 9 y que si queríamos, había lugares libres. Una nos cobraba 50 USD y la otra, 40 USD. En el precio está comprendido el precio de la entrada, el guía y el almuerzo en Lamanai. El trayecto en lancha que remonta el New River dura poco más de una hora y media y es muy entretenido. A la ida hizo varias paradas donde nos enseñó un montón de aves que había a ambos lados de la autopista que supone el río. También vimos algun mono araña, pero no tuvimos suerte con los cocodrilos, aunque a menudo se pueden encontrar. A la vuelta, la lancha hizo menos paradas y el trayecto se acorta a poco más de una hora. Destacar que a medio camino pasamos por las tierras de una comunidad de menonitas, que emigraron desde Europa Central, donde eran perseguidos. Aún ahora conservan su cultura y su lengua y están considerados gente enormemente honesta y trabajadora, de manera que aunque se relacionan poco con el resto de beliceños, no tienen ningún problema de persecución religiosa ni cultural. Aunque vimos de lejos sus granjas, de menonitas no vimos ninguno. En cambio en Belice capital, sí que nos habíamos encontrado alguno, y días después, en Guatemala, también. Los menonitas siguen vistiendo como en el siglo XVII o XVIII y reniegan de casi todo lo que no sea manual, por lo que es difícil verlos con coches o móviles, por ejemplo.

VISITAR LAMANAI, LAS RUINAS MAYAS MÁS SALVAJES BELICE

La ciudad de Lamanai fue relativamente importante en el período Preclásico maya, entre los siglos IV y I antes de Cristo y parece ser que tubo presencia humana hasta el siglo XVII, ya después de la conquista española. En cambio, los trabajos arqueológicos no se realizaron hasta la década de los 70 del siglo pasado.

Lamanai es un recinto de tamaño medio. No es ni Tikal ni Chichen Itzá, de manera que con un par de horas tienes de sobra para visitarlo tranquilamente, sin prisas y subiendo a lo alto de algunas de las pirámides.

Los tres templos principales son el Templo del Jaguar, el Castillo y el Templo de las Máscaras.

Después de dejar el embarcadero, un corto paseo te lleva hasta la zona de servicios, donde hay algunas tiendas de recuerdos y los lavabos. Enseguida pero, llegas al templo del Jaguar que data del 625 AC. En la base hay dos máscaras de piedra, recubiertas de estuco, que caracterizan un rey de Lamanai. A lo alto de la pirámide, hay un Templo. Aunque se puede subir de alto de la pirámide, nosotros guardar fuerzas para más adelante.

Justo en frente de esta pirámide hay una zona que era la Acrópolis del recinto, con el Palacio Real. Y siguiendo unos metros más allá, llegamos a un pequeño juego de pelota, que no tiene las dimensiones del de Copan o el de Chichen Itzá (otros dos de los sitios arqueológicos más bonitos de los que hemos podido disfrutar), pero que está bien conservado.

Justo enfrente está el templo más impresionante de los que encontramos en Lamanai, el Castillo, que es a su vez, el más alto. Se alza hasta los 33 metros y la inclinación de su escalinata frontal es bastante importante, por lo que hay una cuerda para que puedas ayudarte en la subida, y sobre todo, en  la bajada. Ni que decir que las vistas desde la cima son realmente espectaculares, con toda la selva beliceña a tus pies y con la silueta del New River que se dibuja a poca distancia.

El último templo que visitamos es el Templo de las Máscaras, que aunque no es tan alto como los dos anteriores es también muy bonito y en el que destacan, especialmente, las dos enormes máscaras de piedra que hay situadas a ambos parte de la escalinata central. Nos hicimos unas cuantas fotos en este templo y recorrimos el último sendero que nos llevó de nuevo a la zona de servicios, donde comimos.

La comida estaba realmente buena. El guía nos explicó que la preparaba cada día su madre. El Rice and Beans habitual de Belice fue acompañado esta vez por un gustosísimo pollo con salsa. Para postre, plátano.

Después de comer, todavía tuvimos tiempo de volver atrás, dirección al Templo de las Máscaras, para subir hasta arriba del todo y tirar algunas fotos más.

El camino de vuelta es algo más rápido, pues la lancha no hace casi paradas. Contentos volvemos a Belice capital, después de haber disfrutado de uno de los lugares turísticos de Belice. Sin duda, vale la pena visitar este precioso país centroamericano, ahora que el turismo en Belice está todavía en vías de desarrollo.

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE BELICE CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

3 comentarios en “LAMANAI. El Cocodrilo sumergido del Belice maya

    • Pues sí Jose, es de estos puntos en que arte, arquitectura, historia y naturaleza de conjugan en un mismo lugar. 100% recomendable. Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>