KIOTO. Visita al Santuario sintoísta de Fushimi Inari.

Muy cerca de Kioto, una de las ciudades más bonita que nunca hayamos visitado, encontramos uno de los santuarios sintoístas de más bonitos que podamos encontrar: Fujimi Inari. El santuario, conocido por las múltiples toris (puertas) que se suceden una tras otra, montaña arriba, se hizo especialmente famoso cuando fue el escenario de una de las escenas más bonitas de la película “Memorias de una Geisha “, que Rob Marshall filmó en 2005 adaptando una exitosa novel.la que Arthur Golden había escrito en 1997.

En aquella memorable escena, la joven Sayuri, corre montaña arriba, atravesando toris y más toris, en una escena de un lirismo insuperable. Desde entonces, Fushimi Inari se ha convertido en una especie de meca para casi todos los viajeros que se acercan a , no en vano, a la preciosidad del santuario, se añade el imborrable recuerdo de la escena, que acompañada de la preciosa banda sonora de John Williams, alcanza en este momento, uno de los puntos culminantes del film.

El Santuario está dedicado a la diosa Inari, que en un primer momento era la diosa del arroz, pero luego se convirtió en la diosa de los negocios. También es la diosa de la fertilidad y de hecho, del éxito en general.

Ha sido habitual que desde hace mucho tiempo, los comerciantes y empresas, pero también los particulares que quisieran tener éxito en los negocios, regalaran una puerta (una tori) al santuario de Inari. Es por ello, que muchas de las toris llevan grabado el nombre de su donante.

El magnetismo escénico de las tori de Fushimi Inari, que se van sucediendo cada pocos centímetros una tras otra, montaña arriba, es uno de los recuerdos más bonitos que uno se lleva del viaje a Japón. El efecto visual de las toris, de un rojo intensísimo, es único. Desde la base del cerro, hasta lo alto de todo, hay unas 10.000 toris.

Este santuario se remonta a 711, y durante muchos siglos ha estado bajo el patrocinio de la misma familia imperial, que también se quería asegurar el éxito en los negocios.

Atravesada la puerta de Sakhura sólo hay que disfrutar de los senderos que suben colina arriba, entre toris. Hay al menos, unos cuatro kilómetros de senderos, que en cierto modo, parecen un larguísimo túnel hecho de toris. De vez en cuando encontraremos pequeños santuarios, algunos de ellos con figuras de zorros. La figura del zorro, tiene una gran preponderancia en los santuarios sintoístas, pues era considerada la mensajera de Inari. En la boca del zorro se puede encontrar, a menudo, una llave, que representaría la llave del granero, pues como hemos dicho, Inari era también la diosa del arroz, y por tanto de las buenas cosechas.

Arriba, se encuentra el santuario principal.

 

COMO LLEGAR A FUSHIMI INARI DESDE KIOTO

Desde Kioto es muy fácil, pues sólo hay que tomar la línea de tren JR Nara Line, que en 8 minutos te lleva desde la estación de JR Kioto. Hay que bajarse al llegar a la estación de Inari, que queda en la base del cerro. Las líneas JR están incluidas dentro del Japan Rail Pass, que la mayoría de viajeros adquieren antes de entrar al país y que supone un fuerte ahorro en los desplazamientos en tren por Japón.

Fushimi Inari es un santuario abierto siempre al público y no hay que pagar entrada para visitarlo. Una vez visitado Inari es momento de seguir viaje hasta Nara o de volver a Kioto, y seguir disfrutando de sus templos y geishas.

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE JAPÓN CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

4 comentarios en “KIOTO. Visita al Santuario sintoísta de Fushimi Inari.

  1. Por eso me gusta ver posts de un lugar que ya visite… por que es verlo con otros ojos, en este caso los tuyos… por ejemplo tu tomaste mas fotos de los toris con letras y yo hice lo contrario, y ver el zorrito con cielo nublado… cuando yo lo tuve soleado… como quiera que sea el lugar sigue siendo bello!!!!!!!!!

  2. ¡Precioso! Creo que desde que vi la película de Memorias de una Geisha que quiero ver este lugar en vivo… como bien dices es una de esas escenas que te quedan atrapadas en la memoria por su fascinante belleza. Espero que en la realidad sea igual de impresionante… :)

    Un saludo,
    Sonia.

    • Si! desde luego todos lo que hemos visto la película hemos soñado en poder subir algún día corriendo por el Fushimi Inari. Nosotros ya lo podimos cumplir. Seguro que pronto te toca a ti!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>