DE INTERLAKEN A ZERMATT. Entre puertos de montaña y glaciares por los Alpes suizos.

Suiza es conocida especialmente por los enormes puertos de montaña, los picos que superan los 4000 metros, sus extraordinarias pistas de esquí y por tener algunas de los glaciares más bonitos del mundo. Este ha sido uno de los motivos que nos han llevado a visitar Suiza, pese a ser también, uno de los destinos más caros de Europa.

Por ello, desde Boningen, donde tenemos alquilado un apartamento, nos hemos propuesto ir hacia Zermmat, para poder visitar una de las montañas más míticas de Europa, el Matterhorn o Cervino y de camino, pasar por algunos de los puertos de montaña más imponentes que hay en el viejo continente. Es esta, sin duda una de las mejores rutas por Suiza, aunque será difícil superar la jornada del Jungfraujoch (en este enlace), pero estamos seguros que el trayecto no nos defraudará.

IMG_0135_Zermatt

Cuando nos levantamos, lo primero que hacemos es mirar la televisión. Hay una par de canales, que a primera hora de la mañana muestran las cámaras fijas que hay en lo alto de las montañas a las que puedes acceder con telecabinas. Esto es muy útil, porque a veces que haga buen tiempo en el valle no quiere decir que lo haga a la montaña. Y más si ésta está a más de 100 kilómetros de distancia. Esto te permite tomar decisiones. Hoy por ejemplo, hace un día levemente nublado en Interlaken, pero la televisión nos muestra que el Matterhorn está soleado, de modo que no nos lo pensamos dos veces:  iremos a Zermatt, para subir con el tren, hasta la estación del Gornergrat, y allí admirar uno de los paisajes más espectaculares que hay en los Alpes.

IMG_0145_Zermatt

Tomamos la carretera que va hacia Meiringen, pero una vez llegamos, optamos por el desvío hacia el Sustenpass, en lugar del que sube en dirección al Grimselpass, que también es espectacular, como vimos en días previos. Sin duda, de rutas por Suiza espectaculares hay a patadas.

Poco a poco vamos tomando altura. Arriba se ve niebla, pero cuando estamos ya a más de dos mil metros, la niebla queda un poco retirada y no nos molesta. Al contrario, muestra un paisaje sublime, con los picos por encima de la niebla y el valle, por debajo.

Llegamos a lo alto, a la altura del hotel Steingletscher, a 2.262 metros. Allí hay una pequeña carretera que te acerca al glaciar homónimo, que desemboca en un pequeño lago de origen glacial. Puedes ir andando hasta el mismo glaciar. El paisaje, como todos los que vamos viendo, es realmente increíble. En estos momentos se nos han acabado los adjetivos, pero no las ganas de impresionarnos. El viaje por Suiza no sólo está cubriendo las expectativas, sino que las está mejorando.

Nos detenemos para tomar fotos y disfrutar de la naturaleza. Todo es precioso.

De nuevo en el coche hacemos el rápido descenso. Como ayer, los ciclistas que sufrían en la subida, ahora disfrutan de verdad con la bajada a todo trapo. La carretera, sin embargo, es buena y de dos sentidos. En ningún momento, notamos sensación de peligro. Según nos han comentado,  esto sólo ocurre en verano, pues a mediados de noviembre, estos puertos suelen cerrarse al tráfico.

IMG_0144_Zermatt
IMG_0141_Zermatt
IMG_0140_Zermatt

Cuando llegamos abajo (a la altura de Wassen), tomamos dirección Andermatt, para subir por el Furkapass, el tercero de los grandes puertos de montaña de esta zona.

Como los anteriores, la subida es fácil y con buena carretera y los paisajes realmente bonitos. Arriba de todo está el hotel Belvedere, donde hacemos la segunda parada porque aquí está el enorme glaciar del Ródano, es decir, el Rhonegletscher. Visitar Suiza nos está deparando un festival enorme de paisajes absolutamente extraordinarios.

IMG_0150_Zermatt

Este es realmente especial, porque después de pagar 5 CHF, nos podemos acercar hasta los pies del glaciar, y además, entrar dentro de una gruta que cada año excavan dentro del  mismo glaciar. Los colores azulados son realmente increíbles y estamos muy emocionados de estar aquí.

Una vez hemos hecho las fotos de rigor, volvemos a coger el coche, para bajar el Furkapass, y una vez en el valle, tomar la carretera del Valle de Goms (la misma que ayer nos llevó a Fiesch). Esta vez, sin embargo, tomamos dirección hasta Visp, donde giramos dirección sur, para llegar hasta Tasch.

Y es que en Tasch habrá que dejar el coche, ya que en Zermatt está prohibido el tráfico rodado. Por ello, dejamos el coche en un aparcamiento de Tasch (12 CHF, todo el día) y tomamos un tren hasta Zermatt (15.2 CHF, ida y vuelta, cada veinte minutos). En la misma estación de Tasch, sin embargo, ya compramos el billete de tren que sube a Gornergrat (76 CHF, ida y vuelta, pero como ya estamos en la tarde, hay “happy hour” y cuesta 66 CHF).

IMG_0154_Zermatt

GORNERGRAT. Tren desde Zermatt para disfrutar del Matterhorn.

IMG_0183_Zermatt

Cuando llegamos a Zermatt (el pueblo alpino más pijo de la zona) vamos a la estación de enfrente, para tomar el tren que sube al Gornergratt. Sale en pocos minutos y nos sube hasta más arriba de tres mil metros de altura en un trayecto precioso que dura poco más de media hora. A medida que vamos ganando altura, el bosque ha dado paso a la montaña pelada y varios glaciares se empiezan a distinguir a lo lejos. A la derecha, dejamos también el pico más mítico de la zona: el Matterhorn o Cervino (para los italianos), el pico perfecto, el que sale en los envoltorios de Toblerone, por ejemplo y en la cajita de los lápices Alpine.

Nos abrigamos porque en alto hace más frío, pero de cualquier manera, con el sol, no tenemos tanto frío como el Jungfraujoch.

Uno al lado del otro se alinean los diversos picos, la mayoría de los cuales, se alzan a más de cuatro mil metros. Destaca el Dufourspitze o Monte Rosa, una preciosa montaña que parece un pastel de merengue y que llega a los 4634 metros. Al lado, el Parrotspitze (4432 m), el Ludwigshöhe (4341 m), el Liskamm (4527 m) o el Castor (4223 m). Y más retirado, soberbio, el Matterhorn ( 4478 m), que con su cono casi perfecto, no es de extrañar que sea el emblema de la región.

Y entre montaña y montaña, los diversas glaciares, que bajan como si de un río se tratara. Todas ellos impresionantes. Como siempre, hay un montón de itinerarios de alta montaña perfectamente señalizados, y casi siempre fáciles de hacer. Algunos llegan a varios lagos que te permiten ver el Matterhorn reflejado en sus aguas.

La verdad es que son excursiones preciosas, pero que nosotros nos perderemos, en parte, por falta de tiempo y en parte porque vamos con Marc, que tiene pocos meses de edad. Nosotros emprendemos montaña abajo y en menos de tres cuartos de hora llegamos, por un sendero fácil y perfectamente señalizado, hasta la estación de Rotemboden, donde de nuevo, tomamos el tren que nos devolverá hasta Zermatt.

IMG_0185_Zermatt
IMG_0194_Zermatt
IMG_0198_Zermatt

Una vez en Zermatt y antes de volver a Tasch, donde hemos dejado el coche, damos una vuelta por este pueblo alpino, que vive por y para el turismo, tanto en verano como en invierno, cuando se convierte en una de las estaciones de esquí más apreciadas del país.

Para volver a Interlaken, cambiamos esta vez de ruta, y tomamos el tren para coches que se toma a Goppenstein y que en menos de media hora te deja en Kandersteg (20 CHF el coche, independientemente de los ocupantes), gracias a un gran túnel. La verdad es que dentro del túnel está bien oscuro y da un poco de miedo. La experiencia es bien nueva para nosotros. Esto de subir el coche a un tren, no se hace cada día. Sin duda visitar Suiza se está convirtiendo también en una fuente de novedades.

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE SUIZA CLICA AQUÍ

Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

12 comentarios en “DE INTERLAKEN A ZERMATT. Entre puertos de montaña y glaciares por los Alpes suizos.

  1. Bonito recorrido por los alpes. Que ganas de ir por allí, menudos paisajes. Genial lo de la tele y el tren para coches, nunca había oído hablar de él.
    ¡Apetece montaña!
    Saludos

  2. Hola nois!!!

    Sencillamente espectacular! Hemos estado en Zermatt y en Interlaken y todo es brutal. Seguramente este año volvermos para ver el Matterhorn, y tengo pendiente hacer la ruta de los 3 puertos. Creo que leyendo tu post la voy a hacer. Creo que haré lo que vosotros, a la vuelta en tren, debe ser superdivertido. Ya os preguntaré

    Por cierto, soy un fanático de los dos canales esos. Siempre me levanto una hora antes para ver todas las estaciones de esquí. Me encanta!!!

    Una abraçada

    • Sí, lo de los canales nos dejó pasmados y lo del tren también. Pensábamos que teníamos que salir del coche una vez dentro del tren y no! Te metes en el tren con el coche y cuaado llegas a la estación sales del tren con el coche en marcha y listos. Muy curioso!

  3. Aunque Suiza me parece interesante no creo visitarla, es que es demasiado fría! Aunque con una buena taza de chocolate caliente TODO se resuelve! Saludos desde Nicaragua :)

    • Jajaja, NADA de frío! En verano la temperatura es muy agradable y solo en la montaña hay que ponerse manga larga. Te esperamos!

  4. Buenas tardes,
    Marcho a Suiza en unos dias y uno de nuestras visitas sera Interlaken (donde dormimos) a Zermat. He visto ese tre que te trae de regreso en 30 minutos (esta muy bien, porque volveremos cansados), pero no lo entendi bien. Donde se coje, que horarios tiene, etc
    Gracias

  5. Hola de nuevo…. me acabas de alucinar con eso del tren para coches??? quizá sería nuestra alternativa para poder visitar algunos de los puntos a los que queremos llegar y que nos pillan un poco lejos porque estarmeos alojados en Zurich en casa de una amiga.
    Tienes más datos de donde puedo mirarlo?

    • Hola María! Gracias por leernos. Sí, se trata de la ruta de un día. Volvimos a Interlaken a dormir que es donde teníamos la base estos días. En verano, el día es largo y se hace sin problemas. A ritmo de con un niño pequeño, además.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>