CHICHEN ITZÁ. Una de las maravillas del mundo maya.

Chichen Itza es además de uno de los recintos más bellos de la Ruta Maya de México, uno de los parques arqueológicos más importantes de todo el mundo y de hecho, una de las bellezas elegidas para formar parte de las 7 nuevas maravillas del mundo.

Tras llegar a Mérida, la capital del estado mexicano de Yucatán desde Ciudad de México y de hacer un par de noches en esta preciosa ciudad, hoy es uno de los días más esperados del viaje. Para movernos por Yucatan, Campeche y Chiapas hemos alquilado un coche, concretamente uno de los viejos Volkswagen escarabajo que hacen un ruido de mil demonios, pero que le dará a buen seguro, un cierto encanto al recorrido que haremos estos días por parte de la ruta maya y que nos llevará, además de a Chichen Itzá, a Uxmal, Edzná, Kabah, Palenque, Yaxchilan, Bonanpak o Tonina.

Para ir de Mérida a Chichen Itzá la carretera es buena, por lo que en una hora y media hemos cubierto los poco más de 120 kilómetros que separan Mérida del parque arqueológico.

La arqueología e historia maya divide esta civilización en períodos, que, en números redondos, serían el preclásico (del  1000aC al 320aC), el clásico (del 320aC al 1000dC) y el posclásico (del 1000dC al 1687dC).

Pues bien, la fundación de Chichen Itzá, por parte de los mayas provenientes de Bacalar (en el actual estado de Quintana Roo) se realizó en el 525dC, de manera que los principales edificios que encontramos en el yacimiento arqueológico, corresponden a los periodos clásico y en particular, post -clásico, cuando la ciudad se convierte en uno de los centros de poder más importantes de la península, que estaba formada por una gran red de ciudades estado, a menudo enfrentadas entre ellas y a menudo también, sometidas a vasallaje de unas respecto a las otras.

El inicio del periodo post-clásico se considerada a partir de la formación de la Liga de Mayapan, que unirá ciudades tan importantes como Chichen Itzá, Mayapán o Uxmal. Pero la liga no termina nada bien, y las ciudades terminan enfrentadas entre ellas. Parece ser que los conflictos fueron perdidos por la élite dominante en Chichen Itzá, que tuvo que acabar marchando hacia la zona del Peten.

chichen002

El recinto de Chichen Itzá da por lo menos, para tres o cuatro horas de paseo. Está muy bien restaurado y con amplias zonas ajardinadas entre las diversas construcciones, hecho que beneficia la toma de buenas fotografías. Es verdad que por ser uno de los recintos de más fácil acceso está lleno de turistas, pero también es cierto que al ser un yacimiento bastante amplio, la visita no se convierte nunca en un agobio.

De entre los cientos de construcciones hay varias que se mantendrán en la retina del visitante durante mucho años. Y entre todas ellas, la Pirámide del Kukulkán o el Castillo se lleva la palma.

chichen_itza_map

PIRÁMIDE DE KUKULKAN O EL CASTILLO

chichen006

La Pirámide de Kukulkán o de la Serpiente emplumada  fue construida en el siglo XII, es decir en periodo post-clásico. Se trata de una pirámide perfecta con nueve niveles de basamentos superpuestos, que son culminados por un pequeño templete en lo alto. En cada una de las cuatro fachadas encontramos una escalera ceremonial. La altura es sólo de 30 metros, contando el templete, y su base, de unos 55 metros por lado; es decir, nada que ver con las pirámides que hemos visto en Teotihuacan, que las doblan en altura. Sin embargo,  la armonía de su construcción es tan grande, que sin duda la hacen una de las obras arquitectónicas más fascinantes de la historia del arte. A partir de las excavaciones realizadas a mediados de la década de los 40 del siglo XX, se sabe que la pirámide actual está construida encima de otra pirámide existente, que llegaría hasta 17 metros de altura y que también estaría formada por 9 basamentos. Además, dentro de la pirámide de Kukulkán se encontraron varias cámaras, algunas de ellas con figuras en su interior, como un Chac Mool, una típica figura mesoamericana del periodo post-clásico y de la que podremos ver un ejemplar, en el  templo de los Guerreros, también en Chichen Itzá.

Mucho se ha hablado de los conocimientos técnicos de los mayas. Sobre todo, en cuanto al dominio de las matemáticas y del calendario. Prueba de ello es la enorme construcción de El Caracol, que se trataría de un auténtico observatorio astronómico y que veremos más tarde.

Pero en lo referente a la Pirámide de Kukulkán, al menos hay 2 aspectos de especial relieve. El primero es que los mayas tenían dos calendarios: el Tzolkin o calendario sagrado y el Haab, o calendario agrícola (18 meses de 20 días, que suman 360 días, más 5 días nefastos, el Uayeb, que hace que sumen 365 días en total).

Pues bien, las escalinatas que llegan al templete tienen 91 escalones por lado, que sumados a los 5 escalones que hay del basamento final hasta el templete, suman los 365 días del Haab maya. Pero también los números 18 (meses), 20 (días), 5 (Uayeb) y 52 (los ciclos del Haab que se necesiten para que los dos calendarios se fusionen) estarían representados en la pirámide.

chichen001

El otro aspecto relevante es la relación que la pirámide mantiene con los equinoccios. Durante este día, la sombra dibuja en la arista de la pirámide una suerte de serpiente, que con el paso de las horas parece desplazarse en sentido descendente. Los mayas quisieron simbolizar la bajada del Dios Kukulkán a la tierra, con el fin de bendecir la próxima estación de lluvias, que se inicia a continuación y de la que la población maya era dependiente, pues suponía una época trascendendal para la agricultura. Este fenómeno ocurre cada 21 de marzo y cada 21 de septiembre. Miles de turistas se reúnen ese día en Chichen Itzá para ver este curioso fenómeno que demuestra el dominio que los mayas tenían de la astronomía y los cálculos matemáticos.

Por cierto, una vez disfrutada y fotografiada, podemos pasar al ritual de subir a la pirámide de Kukulkán. Un ejercicio que por cierto, en los últimos años ha sido prohibido. Ahora hay que ir a Guatemala si se quiere subir a una pirámide maya, como hemos podido hacer en 2014, con las enormes pirámides y templos de Tikal.

EL TEMPLO DE LOS GUERREROS DE CHICHEN ITZÁ

Otro de los edificios más importantes de Chichen Itzá es el Templo de los Guerreros, que también corresponde a la época post-clásica. Está en la esquina oriental de la Gran Plaza de Chichen Itzá, en el centro de la cual, ya hemos visitado la Pirámide Kukulkan. El Templo de los guerreros tiene también tiene forma piramidal, pero mucho más baja y sin terminar en punta, si no en una plataforma superior. Se trata, de hecho, de cuatro plataformas o basamentos, situados uno encima del otro, la inferior de las cuales tiene una anchura de 40 metros. En su fachada encontramos una escalera ceremonial. A ambos lados de la escalera, encontramos una enorme barandilla en forma de serpiente. Precioso.

Encima de la plataforma encontramos el templo, que está dividido en dos salas. Destaca, ante sí, la figura del Chac Mool, que es uno de los iconos de Chichen Itzá. Delante del templo, hay un conjunto enorme de columnas, que es conocido como Grupo de las 1000 columnas, aunque su número real sea de unas 200.

chichen004

chichen003

EL JUEGO DE PELOTA DE CHICHEN ITZÁ, EL MÁS GRANDE DEL MUNDO MAYA.

Justo al otro lado de la Plaza Central de Chichen Itzá, encontramos el Juego de la Pelota, que es uno de los más grandes y espectaculares Juego de Pelota que se pueden encontrar en todo el mundo maya (aunque el que veremos años después en Copan, Honduras, también es muy bonito). Su construcción se inició a finales del periodo clásico y tiene unas dimensiones, nada más y nada menos, que de 168 metros de largo por 70 metros de ancho, es decir, bastante más grande que un campo de fútbol actual. Aun ahora podemos ver los enormes anillos de piedra que servían como cesta de puntuación. Había varias variantes en el juego de pelota, pero parece ser que el que se realizaba en Chichen Itzá permitía que el balón, de caucho, fuera jugado con el antebrazo. Esta suposición viene dada por la gran altura en que están situados estos anillos de piedra.

chichen005

EL CARACOL, EL OBSERVATORIO ASTRONÓMICO DE CHICHEN ITZÁ

Por último, no quiero dejar de lado una de las construcciones que hacen de Chichen Itzá un lugar especial: el Caracol o Observatorio, que como su nombre indica se trataba de un observatorio astronómico, uno de los primeros que se conocen, y que habría sido construido, al igual que el Juego de la Pelota, a finales del periodo clásico. Al parecer, en el Caracol hay marcas, ranuras y perforaciones, que permiten suponer que al menos 20 de los 29 fenómenos astronómicos que son posibles en Chichen Itzá, como por ejemplo, solsticios o equinoccios, podían ser predichos o reconocidos. La situación y distribución del observatorio no es aleatoria. Por ejemplo las esquinas opuestas apuntan la salida del Sol en el solsticio de verano y la puesta de sol, en el de invierno. Y por otro lado, la alineación de la plataforma principal es tal, que permite observar la puesta de Venus en su declinación norte máxima. Un verdadero ingenio, sin duda, y que prueba, de nuevo, el enorme dominio que de la astronomía tenían los mayas.

chichen007

EL CENOTE SAGRADO

Antes de partir y pasando por los diversos senderos que se encuentran en la zona, aun pasamos por el que es conocido como Cenote Sagrado. Se trata de una gran balsa redonda, de unos 60 metros de diámetro. El agua freática es la que llena el cenote de agua, que de hecho, queda unos quince metros por debajo de la superficie terrestre. Parece ser que este cenote no era utilizado para el abastecimiento de agua si no para realizar diversos ritos sagrados en honor de los diversos Dioses mayas. Además, en el cenote se echaban joyas y piezas de cerámica, que se han podido encontrar. A diferencia de otros cenotes que hay en esta zona, como el de Dzibilchaltún, que se encuentra muy cerca de Mérida, en este no está permitido el baño.

COMO LLEGAR A CHICHEN ITZÁ. COMO IR DE MÉRIDA A CHICHEN ITZÁ.

Para ir de Mérida a Chichen Itzá hay una carretera bien buena que nos permitió llegar al yacimiento arqueológico en una hora y media. También hay autobuses, casi cada hora, que hacen el trayecto. Si el viajero está alojado en las populares Riviera Maya o Cancún, gracias a alguna de las ofertas en las agencias especializadas que abundan en las agencias habituales, también se podrá ir en bus (particularmente desde Cancún), en un trayecto de casi tres horas o optar por alquilar un coche o contratar alguno de los muchos tours turísticos que se encuentran en las agencias locales.

Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

10 comentarios en “CHICHEN ITZÁ. Una de las maravillas del mundo maya.

  1. Que suerte que te toco poderte subir a la piramide… yo aunque la pueda visitar en el futuro ya no podre hacerlo. Parece que ya no dejan escalarla :’( … el precio de ser una de las nuevas 7 maravillas :(

    • Sí, una pena que no de pueda subir ya. En aquel momento no tuvimos ningún problema. Ni en Chichen ni en ningún otro recinto arqueológico.

  2. Las antiguas civilizaciones son fascinantes!! ^_^

    Mis padres pudieron subir y como ellos confiesan: bajar de culo xD
    Aunque no se pueda subir, sin duda ha de ser una visita de lo mas interesante.

    un saludo

    • Nosotros también pudimos subir, y creo que allí bajamos con bastante más dignidad que en Tikal. Incluso, en una de las pirámids de Tikal subí con mi hijo y una vez arriba vi imposible bajar con él y tuvo que subir mi mujer a rescatar al niño!

  3. Qué divertido alquilar el escarabajo para ir a Chichen Itzá!, pasé por ahí cerquita pero no llegué. Una cosa que me llama la atención (es algo tal vez obvio, lo sé) es que muchas civilizaciones suelen tener “ese día” para marcar el equinoccio: en Machu Picchu también hay una piedra que sólo un día no tiene sombra. Stonehenge también marca el equinoccio y, más acá en el tiempo, hay una iglesia en algún lugar de Europa que de alguna manera marca el día que llega ese rayo de sol. Saludos y buenas rutas!

    • Jejeje, sí ue muy divertido alquilar un escarabajo. Que por icerto, hacía un ruido de mil demonios! Tengo pendiente la vivita a Perú i al Stonehenge!

  4. Es una pena que ya no podamos subir, en mis dos viajes no he podido, pero bueno me conformo con haber subido a la de Cobá (está muy poco restaurada) y en el segundo viaje visité la zona arqueológica de Ek-Balam y pude subir a su pirámide.

    Un saludo Jordi.

    • Pues fíjate que yo he estado en un montón de recintos mayas pero nunca en Cobá ni Ek Balanm. Una pena, porque están cerca de Chichen Itzá, pero desde allí ya nos fuimos camino de Chiapas. Tendré que volver porque me dejé un montón de sitios por visitar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>