CASTILLO DE MALBORK. Los caballeros de la Orden Teutónica en Polonia.

El Castillo de Malbork, sede de la Orden de los Caballeros Teutónicos en Polonia, situado a sólo 60 kilómetros de la ciudad de Gdansk es uno de los monumentos imprescindibles que hay que ver en Polonia.

Se trata de un castillo que data del 1274 y que fue fundado por la Orden Teutónica, una de las órdenes militares que en la Edad Media tuvieron una influencia vital en Europa, tanto a nivel religioso como político.

LA ORDEN MILITAR DE LOS CABALLEROS TEUTÓNICOS O ORDEN TEUTÓNICA 

IMG_0695

La Orden Teutónica o Orden de los Caballeros Teutónicos del Hospital de Santa María de Jerusalén fue una orden militar medieval que se fundó en Palestina hacia 1190 durante la Tercera Cruzada, después de que Jerusalén fuera tomada por Saladino. Aunque inicialmente se fundó como orden religiosa, antes de terminar el siglo XII ya se había convertido en una orden militar.

Los Caballeros Teutónicos o teutones se establecieron a partir de 1220 en la Fortaleza de Montfort, en Palestina. Sin embrago, después de que en 1271 los árabes asaltaran la fortaleza, los Caballeros de la Orden Teutónica tuvieron que refugiarse en San Juan de Acre. Su estancia en esta ciudad costanera del norte de Palestina no se eterniza, pues antes de terminar el siglo XIII, los caballeros de la Orden Militar de los Caballeros Teutónicos deben terminar abandonando Palestina. Primeramente se instalan en Transilvania, pero luego, acaban formando un auténtico estado Teutónico, situado en el norte de Polonia y los países Bálticos, desde donde continuarán en su misión mitad religiosa y mitad militar, es decir, persiguiendo a los infieles pero a su vez, creando un auténtico estado político y económico.

Fruto de esta emigración es la construcción por parte de esta orden militar de varios castillos, como el Castillo de Malbork, al norte de Polonia. El momento de máximo esplendor del Estado Teutónico es a finales del siglo XIV, pues a partir de siglo XV la orden pierde parte de sus posesiones después de la pérdida de varias batallas frente a lituanos y polacos.

 

EL CASTILLO DE MALBORK

En el contexto de este período de expansión del Estado Teutónico, tras abandonar Palestina, es cuando la Orden Militar funda el Castillo de Malbork, al norte de Polonia. Es el 1274. En un primer momento lo que se construye es una fortaleza alrededor de una iglesia dedicada a la Virgen María, que no es más que una más de las muchas fortalezas que la Orden Teutónica tenía en sus dominios.

Con las diversas ampliaciones, el castillo de Malbork se convierte en poco tiempo en la sede de la Orden Teutónica, de modo que alrededor de la iglesia, se construye un auténtico palacio residencial desde donde la Orden de los Caballeros teutónicos pueden desarrollar su política. La importancia del castillo es tal, que no escatima en esfuerzos, de manera que acaba por construirse el castillo gótico más grande de Europa. Eso sí, se trata de un gótico muy diferente al que podemos ver en el sur de Europa y que a menudo es conocido como Gótico Báltico. En cierto modo, el de Marbork nos recuerda el Castillo de Trakai que pudimos conocer al visitar Lituania.

La situación estratégica del castillo de Malbork, justo en la orilla del río Nogat, hacía que la Orden Teutónica cobrara peaje a todas las embarcaciones que pasaban por delante de la fortaleza. Este hecho, toma gran importancia, cuando la cercana ciudad de Gdansk pasa a formar parte del conjunto de ciudades que forman la Liga Hanseática, una liga medieval de ciudades comerciales que se encargaban de la comercialización de productos tan variados como la madera, la cera, el ámbar o el trigo. En aquella época, Gdansk se convierte en la capital mundial del ámbar y los caballeros teutones se benefician en gran medida del peaje cobrado a los exportadores que requerían del paso por delante del castillo para hacer llegar la mercancía por toda Europa.

Con todo, los polacos siempre consideraron que tanto la construcción del castillo como la posesión de las tierras del norte de Polonia por parte de los Caballeros de la Orden medieval eran ilegales, por lo que asediaron varias veces el castillo, hasta que en 1466, el Castillo de Malbork pasa finalmente a manos polacas y la región, a formar parte de la provincia polaca de Prusia Real.

 

IMG_0724
IMG_0702
IMG_0720

 

VISITA AL CASTILLO DE MALBORK

IMG_0708

El Castillo de la Orden Teutónica de Malbork, que forma parte desde 1997 de la lista del Patrimonio de la Humanidad, queda dividido en tres secciones: la zona alta, que es la zona eclesiásticA y monástica, y que contiene la iglesia de la Virgen María y la torre de observación; la zona media, que es la zona residencial y donde encontramos el Palacio de los grandes maestres, el gran refectorio y la enfermería; y por último, la zona baja o castillo bajo, que es la zona dedicada al servicio. Fosos y torres separan las diversas zonas del castillo y por fuera de todo, una monumental muralla que rodea una superficie de nada menos que 210.000 metros cuadrados, es decir, cuatro veces la del castillo de Windsor de los reyes británicos. El Castillo de Malbork no es sólo el castillo gótico más grande del mundo, sino que también es la construcción de ladrillo más grande de toda Europa.

Gracias a la preciosa y cuidada restauración que se ha realizado en Malbork, junto con la audioguía que nos entregan con la entrada, podemos ir descubriendo los diversos puntos de interés del castillo, pasando por mil y un rincones, estancias grandes y pequeñas, pasillos que parecen secretos y un montón de torreones.

Algunas salas son realmente impresionantes, como el enorme refectorio, donde sólo con la ayuda de tres columnas se sostiene el techo de una estancia de treinta metros de largo. De las tres columnas salen las clásicas nervaduras góticas en forma de paraguas. También la vista desde los patios centrales es realmente impresionante, y por último, no hay que perderse la vista desde el otro ribera del río, desde donde se pueden contemplar una de las más preciosas perspectivas del castillo, con las murallas en primer término, pero a continuación, con las diversas torres y la iglesia de la virgen María, que se alza imponente.

IMG_0709
IMG_0696

 

COMO LLEGAR AL CASTILLO DE MALBORK. HORARIO DE VISITA.

Aunque -obviamente- se puede llegar a Malbork en coche, nosotros llegamos en tren. Hay varios servicios desde Gdansk y sólo se tarda 45 minutos en hacer el trayecto. El castillo de Malbork se encuentra a menos de veinte minutos de la estación de trenes, por lo que en veinte minutos llegas.

El horario de verano (de 9.00 a 19.00) es más ancho que el horario de invierno (de 10.00 a 15.00). Curiosamente los precios también son diferentes en verano (39.50 PLN en 2014) que en invierno (29.50).

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE POLONIA CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

2 comentarios en “CASTILLO DE MALBORK. Los caballeros de la Orden Teutónica en Polonia.

  1. Muy interesante el artículo, he de confesar que desconocía este lugar y al verlo pensaba que era el de Cracovia, es muy parecido tanto arquitectónicamente como el uso de los materiales empleados para la construcción, que es muy curioso, el más grande de Europa con esos elementos toma ya.

    Gdansk es la última gran ciudad polaca que me queda por conocer, ahora… tengo otro motivo!!

    Saludos,
    Jesús
    Vero4travel

    • Gracias por pasarte por aquí Jesús! Desde luego, eso de dejarse algo para ver en cada destino supone une estímulo para volver a ir. En nuestro caso, no estuvimos en Wroclaw ni Torum, de manera que esperamos poder volver a Polonia.
      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>