BRUJAS. Visita a una ciudad de cuento.

La ciudad de Brujas es, sin duda, una de las ciudades más bonitas de Europa. Constituye por sí sola un motivo suficiente para visitar Flandes, una de las dos regiones históricas que componen el estado de Bélgica y que tuvimos la oportunidad de visitar. Aunque los alicientes son varios en esta ciudad de cuento, el verdadero placer reside en pasear para irse cruzando con los diversos rincones que hacen de esta ciudad, un verdadero tesoro. 

Un día entero debería ser suficiente para conocer Brujas. Quien pernocte en la población, sin embargo, podrá disfrutar de la ciudad cuando buena parte de los turistas la hayan abandonado.

Os propongo un recorrido desde la estación de trenes (la puerta más habitual de entrada a la ciudad, particularmente si se está alojado en Bruselas) hasta el centro de la ciudad, pasando por preciosos canales, antiguas iglesias, el antiguo beaterio o las más encantadoras plazas de la ciudad. 

 

BEATERIO o BEGUINAGE Y LAGO DEL AMOR (MINNEWATER).

El beaterio es casi, el primer conjunto histórico que encontramos cuando salimos de la estación de Brujas y nos dirigimos hacia el centro monumental. Los beaterios eran unos recintos muy comunes en los Países Bajos y Flandes en la edad media. En los beaterios vivían una serie de chicas (algunas jóvenes y otros no tan jóvenes), que a pesar de que hacían una serie de votos como el de las órdenes religiosas, en realidad no lo eran. De este modo, las beatas eran libres de abandonar el beaterio en cualquier momento. La función principal de los beaterios era dedicar la vida a los pobres y a los enfermos.

Aunque el beaterio de Brujas no es tan grande como el de Lovaina (el más bonito que hemos visto en Flandes, no os lo perdáis), es un lugar bien tranquilo y bucólico, donde encontramos una serie de uniformes casas distribuidas alrededor de un tranquilo jardín. Aún ahora, en este lugar viven monjas benedictinas (es decir, ahora sí, religiosas).

Si se llega desde la estación de tren, se puede pasar antes por el lago del Amor, el Minnewater, que prácticamente se encuentra de camino. Es este otro de los puntos más tranquilos de la ciudad, a menudo recorrido por aldeanos de Brujas y rara vez, por turistas, que suelen dirigirse directamente al Centro Histórico. Vale la pena dar una vuelta por esta romántica zona antes de dirigirse al beguinaje de Brujas. 

IMG_1243

IMG_1242

 

CATEDRAL DE SAN SALVADOR DE BRUJAS

Antes de llegar a la Plaza del Mercado hay que desviarse hasta la Catedral de San Salvador, el edificio religioso más antiguo e importante de Brujas. El origen de la catedral se remonta al siglo IX, cuando fue construida una primera iglesia en estilo románico, que no era más que una pequeña iglesia parroquial. La historia de la iglesia ha estado llena de incendios y reconstrucciones, y de hecho, no se convirtió en sede episcopal hasta el siglo XIX, una vez Bélgica había logrado su independencia. Es fruto de estos incendios, reconstrucciones y ampliaciones que el estilo de la catedral es bastante ecléctico, recibiendo desde la influencia del románico más temprano, al gótico más florido, o al neogótico.

Después del incendio de 1839 fue restaurada por el arquitecto inglés William Chantrell. El aspecto actual es consecuencia de esta última restauración. 

IMG_1270

 

GROTE MARKT Y BELFORT

IMG_1348

El Belfort o Torre Campanario es probablemente el símbolo de la ciudad de Brujas. Junto con otros campanarios de Francia y Bélgica (como el de Lovaina, ciudad que también pudimos disfrutar durante esta escapada a Flandes) está incluido en la lista del Patrimonio de la Humanidad. Los 83 metros de altura destacan y dominan la Plaza del Mercado y por supuesto, es la mejor atalaya para disfrutar de la ciudad desde las alturas. Se trata de una torre que en su primer tramo es cuadrada, pero en la parte superior se convierte en octagonal. Subir los 366 escalones que nos llevan hasta la terraza panorámica es casi una visita obligada en la ciudad, para disfrutar así, de una preciosa panorámica no sólo de la plaza si no de toda la ciudad.

Hay que decir que el edificio donde está el Belfort fue en su tiempo el mercado de la lana. Sin embargo, el edificio también tenía una función administrativa. Tras que el fuego arrasara la torre, se construyó una nueva (la que podemos ver actualmente). También se construyó un nuevo edificio para las dependencias administrativas (el actual ayuntamiento, que se encuentra en la Plaza del Burg). Esta torre, pues, se inició a finales del siglo XIII, pero no se terminó hasta en 1487 con la construcción de la parte octogonal superior, que se superpone al basamento cuadrado y queda unido a esta base gracias a cuadro arbotantes coronados por capiteles .

En el siglo XVII se inauguró el carillón de la torre, que inicialmente estaba compuesto de 35 campanas. A mediados del siglo XVIII, después de un incendio, se amplió a 47.

El Belfort es sin duda el edificio más imponente de la Plaza del Mercado o Grote Markt, una de las más bonitas no sólo de Flandes (junto con la de Bruselas, que podéis ver en este enlace), si no de todo el mundo. Si coincidís en miércoles, podréis disfrutar del mercado semanal, donde encontraréis todo tipo de frutas, verduras y quesos, entre otras comidas. En la plaza, además del Belfort destacan los diversos edificios que eran patrimonio de los diversos gremios de la ciudad (la mayoría de los cuales se han reconvertido en tiendas, chocolaterías, restaurantes y cervecerías) y el Palacio Provincial o Landhuis, que se encuentra en la parte este de la plaza, y que no es tan antiguo como su fachada podría hacer suponer. Se trata de un edificio neogótico que se construyó entre 1887 y 1921 y que junto con las casas gremiales y el Belfort, da a la plaza un aire extraordinario.

IMG_1281

IMG_1345

 

BURG: PLAZA DEL AYUNTAMIENTO Y BASÍLICA DE LA SAGRADA SANGRE

Es la segunda plaza en importancia en la ciudad de Brujas y está bien cerca de la Grote Markt, pues ambas quedan unidas por la calle Breidelstraat.

Está llena de imponentes edificios históricos, como el Palacio Probostía, de estilo barroco, que queda al norte de la plaza, o el Palacio de Justicia, que queda al este. Pero sin duda, el edificio más bonito de la plaza es el ayuntamiento o Stadhuis, que a igual que el extraordinario ayuntamiento de Lovaina, que ya tuvimos la oportunidad de visitar, es de estilo gótico flamígero. El ayuntamiento se puede visitar, por lo que no os lo podéis perder. No sólo su fachada impresiona, sino que sus salones, sobre todo el enorme salón gótico, decorada con preciosos murales de 1900, valen mucho la pena.

Por último, no hay que perderse uno de los edificios históricos de mayor relevancia de la ciudad: la basílica de la Santa Sangre. Una iglesia que en realidad son dos. La iglesia inferior, está dedicada a San Basilio y es una obra románica del siglo XII. La iglesia superior, que es en realidad la Basílica de la Santa Sangre, es de los siglos XV y XVI. En esta basílica se venera nada menos que la sangre de Jesucristo que habría sido llevada a la ciudad de Brujas por el Conde de Flandes Diederik van de Elzas. La verdad es que la bonita, pero pequeña fachada de la basílica no hace justicia ni a la importancia de tan venerada reliquia, ni a su importancia historica ni a su belleza interior. Tanto la basílica inferior como la superior son extraordinarias.

 

IMG_1305

IMG_1294

IMG_1289

IMG_1337

IMG_1323

  

EL GROENEREI Y LOS CANALES DE BRUJAS

Pero si algo ha hecho famosa esta ciudad de cuento son sus canales. Los encontraréis aquí y allá repartidos por su centro histórico. De repente te encuentras atravesándolos por sus puentes o quizás, navegando a bordo de alguna de las embarcaciones turísticas que los surcan. Los hay más anchos y más estrechos y la verdad es que no vale la pena ir buscando algún canal concreto, pues en el peregrinaje por la ciudad es habitual irlos encontrando. Con no poca razón esta ciudad recibe el nombre de la Venecia de Norte, apodo sin embargo, que a veces también se asocia a San Petersburgo o otras ciudades con canales. La hermosa arquitectura flamenca, con sus características construcciones en ladrillo visto, ya sean casas particulares o pequeños palacios, quedan preciosamente reflejada en el agua de los canales. La historia de los canales de Brujas se remonta a la edad media. Desde que en el siglo XII se amplió la red de canales y su anchura, las grandes embarcaciones pudieron entrar hasta el centro de Brujas, que ya entonces era una próspera ciudad comercial.

Vale la pena perderse por los canales, tomar un café tranquilamente en alguno de ellos o subir a alguna de las embarcaciones para disfrutar de la ciudad desde otra perspectiva. Pero quizás el rincón más bonito y que no os deberíais perder es el de Groenerei o Muelle verde. Se trata de uno de los canales más bonitos. En esta zona de Groenerei encontramos la Plaza de los Curtidores y la Casa de Caridad del Pelícano. Además, dos puentes atraviesan el canal, el Johanelle y el Puente del Caballo (Peerdenbrug), desde el que se pueden tomar bonitas fotografías.

IMG_1319

IMG_1317

TREN BRUSELAS BRUJAS. COMO IR DE BRUSELAS A BRUJAS

Para llegar a Brujas desde Bruselas, lo más fácil es tomar el tren Bruselas Brujas desde cualquiera de las estaciones de Bruselas, por ejemplo, Bruselas Midi. El trayecto de tren dura poco más de media hora. Desde la estación de tren de Brujas, el centro histórico queda a poco metros, por lo que no hace falta tomar ningún transporte público.

POST AMIGO. Entradas de otros blogs relacionadas con BRUJAS.

Un día en Brujas de Mi mundo en una maleta.

De Halve Mann, tradición cervecera en Brujas de Donde Vamos Eva?

Brujas, la Venecia del Norte de Ameseros Viajeros.

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE BÉLGICA CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

8 comentarios en “BRUJAS. Visita a una ciudad de cuento.

  1. Que ciudad tan bonita! Ademas que el articulo has explicado todo super bien, me encanta. A ver di podemos ir no tardando que es una zona super bonita!

    Gracias por la info!

    Un abrazo!

    • Gracias por pasarte por aquí Silvia. Seguro que encuentras un buen puente para escaparte por Flandes. Tanto Brujas, como Lovaina y Gante bien lo valen!

    • Este viaje es de hace un par de años, Pumuki. Sin embargo este fin de semana he estado en la Costa Azul, de la que he colgado un post con los gastos para 3 días. Hago lo que puedo!

  2. És una ciutat de conte de fades, una il.lusió. De totes formes, quan em va captivar més va ser a la nit, quan es podia passejar pels carrers deserts amb les tènues llums reflectint als canals. Aquesta zona de Flandes en general em va agradar molt.

    Una abraçada

    • Això diuen els que hi han fet nit. Noszaltres l’hem visitat 2 vegades, però hem tornat a dormir a Brusel.les les 2 vegades, de manera que no hem pogut viure la ciutat il.luminada sense turistes.

    • Por suerte Bruselas está a la vuelta de la esquina y siempre se puede buscar un puente para regresar y visitar Brujas, Gante y Lovaina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>