BOSQUE NUBOSO MONTEVERDE Y RESERVA SANTA ELENA. La exuberancia de Costa Rica.

El Bosque nuboso Monteverde y la Reserva Santa Elena suponen uno de los lugares turísticos de Costa Rica por antonomasia, que no debería faltar en ningún viaje a Costa Rica. Para disfrutar de la tierra de los cuáqueros, nos hemos tenido que desplazar desde la Fortuna hasta Monteverde.

COMO IR DE LA FORTUNA A MONTEVERDE

El camino de La Fortuna a Monteverde es uno de los más difíciles de recorrer en automóvil. Es un continuo de subidas y bajadas en una carretera sin asfaltar, que más bien parece un pedregal. Según nos dicen, esto es debido a que los mismos habitantes de Monteverde han evitado hacer presión sobre las autoridades para que les mejoren los accesos. Con ello, quieren limitar el impacto del turismo y así, hacerlo más sostenible para que sus condiciones de vida original no se vean drásticamente modificadas. Esto no quita que el Bosque Nuboso Monteverde y la Reserva Santa Elena sean uno de los lugares turísticos de Costa Rica que no suelen faltar en el itinerario viajero a este país centroamericano.

Y es que la comunidad de Monteverde, los cuáqueros, es realmente especial. Inicialmente fue formada por norteamericanos de Alabama que a mediados del siglo pasado compraron terrenos en la zona de Monteverde. El cuaquerismo de Costa Rica predica una vida retirada y tranquila. Para ello, los cuáqueros se asociaron en una serie de cooperativas agrícolas y ganaderas, al tiempo que se dedicaron a atender el entorno donde vivían. De estas cooperativas ha nacido el queso más famoso del país: el queso de Monteverde, que se produce en la famosa lechería del pueblo. Además, también se producen mantequilla y batidos.

Pero si hemos venido a Monteverde es porque aquí hay uno de los últimos reductos de bosque nuboso del país, repartido en dos reservas separadas por pocos kilómetros: la Reserva del Bosque nuboso Monteverde y la Reserva Santa Elena.

Aunque valoramos la posibilidad de hacer todo el trayecto desde la Fortuna hasta Monteverde en 4×4, al final, para ahorrarnos el suplicio de la carretera, hemos contratado lo que aquí llaman trayecto jeep-boat-jeep. O sea, vamos hasta el Lago Arenal en buseta, allí tomamos una barca de motor que nos dejará en la ribera opuesta del lago artificial, dejando atrás el Volcán Arenal, y una vez allí, tomamos una segunda buseta que nos llevará por dramáticos caminos de carro hasta Monteverde. Así en poco más de tres horas hacemos el trayecto completo y llegamos al pequeño pueblo de Santa Elena, que es uno de los dos núcleos que hay en la zona, y sobre todo donde está la mayoría de turismo de medio y bajo presupuesto.

Suerte que no hemos alquilado un coche para llegar hasta aquí. No hubiera sido una experiencia nada positiva. Ayer conocimos unas catalanas de Reus en las Termas Tabacón de La Fortuna, que debían hacer el trayecto en coche de alquiler y suponemos que lo pasarán bastante mal para recorrer este camino tan malo.

La buseta, con siete turistas más, para frente la Pensión Santa Elena, de la que tenemos excelentes referencias. Es un albergue muy sencillo con gran vocación de servicio gracias a un personal muy agradable y con muchas ganas de ayudar a los viajeros. Aunque las habitaciones son espartanas, están limpias y tienen baño privado con agua caliente. Después de negociar el precio nos hospedamos por veinte dólares la noche.

Bosque nuboso Monteverde

QUE HACER EN EL BOSQUE NUBOSO MONTEVERDE Y LA RESERVA SANTA ELENA

IMG_0466

Enseguida, sin tiempo para descansar, nos apuntamos a un canopy tour que sale en unos minutos. Lo contratamos en la misma Pensión Santa Elena. Al ser Santa Elena uno de los lugares turísticos de Costa Rica, la contratación de tours puede hacerse en las múltiples agencias de viaje o en los mismos hoteles. Hay cierta variedad, por lo que con tiempo, vale la pena comparar precios. Sin embargo, nosotros deseábamos empezar el tour a la Reserva Santa Elena de inmediato y no lo hicimos.

El canopy o tirolina, como lo conocemos en nuestro país, es uno de los deportes de aventura más recurrentes en un viaje a Costa Rica y por lo visto, es en la zona del Bosque nuboso Monteverde y la Reserva Santa Elena donde mejores canopy podemos encontrar. El último tour del día, de la empresa local Selvatura Park, sale en unos minutos y decidimos contratarlo nada más llegar a Santa Elena.

Además del canopy, haremos el tour del sendero del bosque nuboso que se encuentra justo al lado de la Reserva Santa Elena, y que se realiza a través de un conjunto de puentes colgantes que hemos leído que son realmente espectaculares. Todo ello, por cuarenta dólares, precio que nos parece bastante razonable. Nos vienen a buscar al albergue en buseta y el trayecto está incluido en el precio.

Cuando llegamos a Selvatura Park, lo primero que hacemos es el recorrido por los puentes colgantes. Plano en mano, nos disponemos a disfrutar del sendero que pasa a través de ocho grandes estructuras de hierro, algunas de hasta 150 metros de largo y 70 metros de altura que se van sucediendo a lo largo del camino, que tiene unos tres kilómetros de recorrido y que completamos en casi dos horas.

Lo mejor es que gracias a la altura a la que están los puentes, puedes pasar justo por encima de la cúpula arbórea, disfrutando del bosque nuboso desde una nueva perspectiva.

Este bosque, por encontrarse a más de mil quinientos metros de altura, está lleno de plantas epifitas. Es decir, plantas que aprovechan el tronco del árbol para vivir, pero que no lo parasitan. Este es el bosque más vivo que hemos visto, sobre todo a nivel de flora. Los árboles son colonizados de arriba a bajo por musgo o todo tipo de plantas. Las lianas se encuentran por doquier. Los árboles, centenarios, no en vano se trata de un bosque primario, se levantan hasta los cincuenta metros del suelo. El espectáculo es exuberante y el trayecto muy interesante, aunque, como ya nos habían advertido, no encontramos demasiados animales. Y es que a más denso en flora es un bosque, más difícil es conseguir observar fauna. La verdad es que el espectáculos de los puentes colgantes del Selvatura Park vale mucho la pena y lo disfrutamos con emoción.

Reserva Santa Elena

IMG_0472

Después del recorrido a pie por el Selvatura Park es hora de ponerse casco y arnés y lanzarse a la aventura de la tirolina. La adrenalina te sube hasta hacerte hervir la sangre. Isa es la más valiente del grupo y es la primera en lanzarse. Entre los integrantes del grupo hay una abuela alemana de setenta y ocho años! Pensamos que no se tirará pero nos equivocamos de par en par. Caramba si se tira al vacío! Y con qué empuje lo hace, como si fuera una adolescente. De hecho, parece de las más valientes del grupo. Y es que estas tirolinas no son como las de los Pirineos. Hay alguna de casi seiscientos metros de longitud y que pasa a ciento cincuenta metros del suelo. Espectáculo no apto para cardíacos o vertiginosos.

Acabamos sudados pero con la excitación a tope. La visita al canopy de Selvatura Park ha sido uno de los momentos más espectaculares del viaje a Costa Rica. En fin, que en Cataluña no hacemos nunca deporte de aventura y aquí no hemos parado: que si ahora toca rafting, ahora tirolina, ahora treking, … Volver en forma a Mataró lo tenemos garantizado.

Cuando volvemos a Santa Elena damos una vuelta por el pueblo. En realidad son tres calles con vida que en un cuarto de hora están vistos. Entramos en el supermercado donde compramos café de Monteverde, que también es famoso, y provisiones para mañana, que tomaremos un bus temprano, para ir hacia Nicaragua.

Después nos acercamos a una agencia local y compramos los billetes del autobús de Transnica que nos debe llevar dirección norte, hacia Rivas, ya pasada la frontera con Nicaragua. Deberemos madrugar porque el autobús no parte de Santa Elena, si no que pasa por la carretera Panamerica, que está a hora y media de aquí.

Cenamos en el restaurante Blue Morpho que nos parece el más bonito del pueblo. La cerveza no está demasiado fría pero la ambientación es bonita y comemos bien. Antes de volver a la Pensión Santa Elena, hacemos un brindis por Costa Rica y sobretodo, por el Bosque Nuboso Monteverde y la Reserva Santa Elena. Mañana abandonaremos este país que para siempre quedará en nuestro corazón.

IMG_0478
IMG_0479
IMG_0486

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE COSTA RICA CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

3 comentarios en “BOSQUE NUBOSO MONTEVERDE Y RESERVA SANTA ELENA. La exuberancia de Costa Rica.

    • Sí, no con cierto reparo, pero al final nos tiramos. Pero mi mujer es mucho más vientes que yo en estos menesteres! Un saludo Pumuki!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>