LVIV, UCRANIA. Visita a una de las ciudades más bonitas de Europa

Lviv es quizás la ciudad menos ucraniana de Ucrania y sin duda la que nos gustó más de las que visitamos durante el recorrido hecho por el país en agosto de 2013. Son bastantes los monumentos que ver en Lviv, de manera que no es extraño que su centro histórico haya sido incluido en la lista del Patrimonio de la Humanidad.

Y si es la ciudad menos ucraniana del país se debe a que durante gran parte de su historia, Lviv perteneció bajo reinado polaco primero, y posteriormente, bajo influenza de la corona austro-húngara.


LVIV. TRES APUNTES DE HISTORIA

 

La ciudad de Lviv fue fundada por un príncipe ruso en el siglo XII, pero enseguida quedó bajo control polaco (en 1349), tras la invasión de los tártaros. Durante siglos, la ciudad de Lviv fue especialmente mimada por varios reyes polacos, disfrutando de privilegios comerciales que la convirtieron en una de las ciudades más ricas del país.

Durante el paso de los siglos, Lviv fue acosada por tropas suecas, cosacas, húngaras y otomanas aunque nunca fue destruida.

Fue en 1772 cuando la ciudad pasa a manos del imperio austro-húngaro. En este periodo, Lviv se convierte en uno de los centros culturales más importantes del imperio.

Durante la Primera Guerra Mundial, la ciudad queda en medio de fuego cruzando, quedando bajo dominio de una y otra fuerzas. Primero de Rusia, pero finalmente, son los polacos los que recuperan el control, que lo mantienen hasta la Segunda Guerra Mundial.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Lviv se encuentra nuevamente en medio del todo el tinglado bélico. Primero la invaden los soviéticos y luego, queda bajo dominio alemán. Finalmente, en 1944 queda definitivamente bajo dominio soviético, que la libera así de los nazis. Durante el conflicto, Lviv perdió la práctica totalidad de población judía. Y cuando pasó a formar parte de la República Ucraniana dentro de la URSS, la población polaca, que antes del conflicto suponía el 50 % de la población, fue expulsada también.

IMG_7159_Small
lv1_Small

LLEGAR A LVIV EN TREN

Nosotros llegamos a Lviv en tren, procedentes de la ciudad de Chernivtsi. Viajar en tren es cómodo y barato a Ucrania. Puedes hacer trayectos largos en trenes nocturnos (como por ejemplo de Kiev a Odessa). En estos casos, hay compartimentos de 2 camas (1 ª clase) o 4 literas (2 ª clase). Estos compartimentos están cerrados y las camas son bastante cómodas.

Nuestro trayecto desde Chernivtsi era de menos de 5 horas, de modo que no cogimos ningún tren nocturno. Salimos de Chernivtsi a las 10:59 y llegamos a las 15:55, quizás con unos diez minutos de retraso.

Los billetes del tren se pueden comprar por internet desde dos meses antes de la salida del tren, hecho bastante recomendable en temporada alta en Ucrania. En particular, en los trenes nocturnos.

La estación de Lviv queda un poco alejada del centro. Unos 4 o 5 kilómetros. Pero justo delante de la la estación de tren, paran también los tranvías que te llevan en pocos minutos.

También se puede llegar a Lviv en avión, no en vano, dispone de un pequeño aeropuerto con vuelos domésticos e internacionales. De hecho, nosotros utilizamos este aeropuerto para salir del país con un vuelo de Pegasus Airlines dirección Estambul.

lv2_Small

ALOJAMIENTO EN LVIV

lv3_Small

Lviv es una de las ciudades ucranianas con mejor oferta de alojamiento. De hecho, es la ciudad de todo el país donde hemos visto más turismo, lo que cual suele redundar en una mayor oferta y, por ende, en una mejor relación calidad-precio. La frontera polaca y el pasado polaco, hace que sean muchos los grupos organizados de Polonia que se acerquen a Lviv. De hecho, es la única ciudad del país, donde nos topamos, de forma regular, con grupos organizados. Hay alojamiento para todos los gustos y presupuestos. Desde hoteles de lujo a pequeños hostels, muchos de ellos enclavados dentro del casco histórico.

Nosotros sin embargo, optamos por un pequeño apartamento tipo loft con 1 cama de matrimonio y un sofá abatible que se convierte también en cama doble. El apartamento dispone de nevera, microondas y cocina. Es prácticamente nuevo, está impecablemente limpio y se localiza en un edificio donde hay recepción, de modo que cuando llegamos al apartamento encontramos a alguien esperando. Los apartamentos se llaman Fedkovycha (es el nombre de la calle donde están ubicados) y nos costaron 350 UAH por noche. Es decir, poco más de 30 euros. Los de una sola cama, salían por 250 UAH la noche. Los contratamos por internet pero pagamos en destino.

El único problema (pequeño) es que no están exactamente en el centro histórico. Se localizan a un kilómetro de la estación de tren (esto ya nos va bien porque llegamos en tren) y a unos tres kilómetros del centro. Es decir, a media hora caminando en un plácido paseo o a 10 minutos de tranvía. Además, a unos 50 metros del apartamento hay un mercado de abastos que nos servirá para comprar desayuno y fruta. Recomendable 100%.

QUE VER EN LVIV. VISITA DE LVIV.

IMG_7092_SmallEl compacto y conservado casco histórico de Lviv, que forma parte de la lista del Patrimonio de la Humanidad, hace que sea fácil poder descubrir la ciudad a pie. De hecho, muchas zonas céntricas son estrictamente peatonales y al igual que Cracovia o Praga, ciudades con las que tiene muchas semejanzas, Lviv es una ciudad ideal para descubrirla poco a poco, perdiéndose por los diversos callejones del riquísimo centro histórico.

Dicho esto, la ciudad de Lviv tiene su ombligo en la Plaza del Mercado (Ploshcha Rynok), una plaza muy parecida a las homólogas de Polonia (y en particular a la Rynok de Cracovia). Está rodeada de un montón de edificios históricos, perfectamente restaurados. Muchos de ellos pequeños palacetes. Uno podría estar horas disfrutando de la plaza, de sus tiendas, de sus múltiples cafés y restaurantes. En medio de la plaza, está el edificio del ayuntamiento, coronado con su torre del reloj. Desde arriba, se puede disfrutar de unas preciosas vistas de todo el centro histórico. Desgraciadamente, durante nuestra estancia en la ciudad, la torre estaba en obras y no pudimos subir.

Las iglesias forman parte del inmenso patrimonio arquitectónico de esta ciudad, hasta el punto de que son varios los templos que hay que ver en Lviv. Es en este punto donde se ve que Polonia ha ejercido gran influencia en la ciudad, ya que a diferencia del resto del país, las iglesias son casi todas, católicas.

Destacan la Catedral Romana, cerca de la Plaza del Mercado, la rococó Catedral de San Jorge, algo más alejada del centro, la Catedral Armenia (con unos frescos preciosos) o la Catedral de la Dormición (ortodoxa rusa, también en el centro histórico). Pero quizá la que nos impresiona más es la iglesia del Monasterio bernardino. Después de pasar una austera fachada, el interior es realmente excelso. Con unos techos repletos de frescos que impresionan de verdad y sin una sola zona sin decorar.

El teatro de la Ópera de Lviv es uno de los templos de la cultura más importantes de todo el país. Situado en lo alto de un precioso paseo, la avenida Svobody, fue edificado cuando la ciudad estaba bajo dominio del Imperio austrohúngaro, a finales del siglo XIX. No tiene nada que envidiar a otras óperas centroeuropeas como las de Viena, Budapest o Praga y se puede visitar en un tour libre, pagando una pequeña entrada. Por desgracia, en agosto no hay representaciones de manera que nos tenemos que conformar con el tour. El interior es precioso.

IMG_7119_Small

Curiosamente, un cementerio, también forma parte del recorrido turístico de la ciudad. Como pueda pasar en Buenos Aires (cementerio de la Recoleta) o París (Pere Lachaise), el cementerio de Lychakivskiy deja de ser estrictamente un cementerio, para ser un agradable paseo rodeado de fenomenales obras de arte. Para llegar a él, se puede caminar media hora desde el centro o se puede tomar uno de los diversos bus que pasan por delante. Rodeado de una excelsa naturaleza, este cementerio está lleno de preciosas esculturas en recuerdo de los fallecidos que pueblan ambos lados de los múltiples callejones y senderos. Es un lugar apacible y tranquilo, donde vale la pena dar una relajada vuelta.

lv4_Small

En definitiva, son muchas las plazas, monumentos e iglesias que ver en Lviv, una ciudad Patrimonio de la Humanidad que bien vale una visita.

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE UCRANIA CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

2 comentarios en “LVIV, UCRANIA. Visita a una de las ciudades más bonitas de Europa

  1. Tiene una pinta estupenda, Jordi. La verdad no es un lugar que esté en mi “lista de deseos” pero veo que ando algo equivocada (tendré que revisarla), aunque quizá ahora no sea el mejor momento para ir… Gracias por mostrarlo en tu blog. Un abrazo de la cosmopolilla.

    • Realmente para nosotros también fue una sorpresa. De hecho, la incluimos en un post sobre las más bonitas ciudades de Europa. A mi me da la sensación que allá no tiene que haber problemas. Otra cosa es que se lo vendas bien a la familia, que no esa fácil!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>